Diseño urbano arquitectónico

Entre las diversas definiciones que puede darse del diseño arquitectónico se ha preferido aquella que resulta del análisis desde cinco aproximaciones que son:
a) el diseño como proceso y totalidad;
b) el diseño como acción sectorial;
c) una distinción entre proyectar y diseñar;
d) las variables que condicionan un proceso de diseño
e) la escala del diseño arquitectónico
(…) Por este motivo, consideramos el diseño de conjuntos habitacionales como un centro más apropiado de desarrollo actual el diseño arquitectónico.

HARAMOTO NISHIKIMOTO, Edwin. Hacia un modelo de diseño de conjuntos habitacionales. Santiago, Chile, Universidad de Chile, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Departamento de Diseño Arquitectónico. 1975.  p. 18, 26.

 

En lo general, el diseño se entiende como la “traza, delineación de un edificio o de una figura”. (Diccionario de la Real Lengua Española); y por diseño habitacional el proceso de conformación y configuración del objeto para el alojamiento de la vida humana, tanto de la vida familiar como de la vida en comunidad. La forma es el orden interno del objeto y la figura es su apariencia externa. El diseño habitacional como proceso se caracteriza por tener actores humanos responsables, que tradicionalmente son profesionales arquitectos. A pesar de ello, es difícil establecer bajo las circunstancias actuales cuáles son sus responsabilidades en la vivienda social.

HARAMOTO Nishikimoto, Edwin. Conceptos básicos sobre vivienda y calidad: Qué significa apreciar o valorar la calidad de la vivienda. Qué aspectos de la vivienda se pueden y se deben medir o valorar. Santiago, Chile, Universidad de Chile, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Instituto de la Vivienda. 1998. 12 p. págs. 4.

 

Ante la necesidad de precisar algunos términos, el diseño (arquitectónico) se entiende como la fase del proceso habitacional que consiste en la conformación y configuración del alojamiento para la vida humana, tanto individual, familiar, vecinal como comunitaria, dentro de un territorio. Por lo tanto forma y figura son los dos aspectos más relevantes dentro del proceso de diseño, en la que la primera apunta hacia el orden interno y conceptual del alojamiento y la segunda a su apariencia externa y material permitiendo su producción.

HARAMOTO Nishikimoto, Edwin. Notas sobre el diseño de la vivienda y su entorno barrial y urbano. Boletín del Instituto de la Vivienda. 16(44): 89-97, noviembre 2002. ISSN 0716-5668. p. 90.

 

Diseño residencial: Proceso de conformación y configuración espacial para el alojamiento de la vida humana, otorgándole forma, orden interno del objeto, y figura, apariencia externa.

JIRÓN M., Paola; TORO B., Alejandro; CAQUIMBO S., Sandra; GOLDSACK J., Luis y MARTÍNEZ M., Liliana. Bienestar habitacional. Guía de diseño para un hábitat residencial sustentable. Santiago, Chile, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad de Chile; Universidad Técnica Federico Santa María, y Corporación de Desarrollo Tecnológico, Instituto de la Vivienda, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad de Chile. 2004. 123 p. ISBN 956-19-0444-6. p. 110.

Otros autores

Diseño: Traza o delineación de un edificio o de una figura. Proyecto, plan. Concepción original de un objeto u obra destinados a la producción en serie. Forma de cada uno de estos objetos.
Urbano: Perteneciente o relativo a la ciudad.
Arquitectónico: Perteneciente o relativo a la arquitectura.

RAE. Diccionario de la lengua española [En línea]. [Fecha de consulta: 5 agosto 2015]. Disponible en: http://lema.rae.es/drae/.

 

Diseño urbano: Diseño orientado a ordenar y planear físicamente el espacio urbano, para que solucione las necesidades de las comunidades o sociedades urbanas o rurales, dentro de una consideración de beneficio colectivo en un área urbana, existente o futura, hasta legar a la conclusión de una estructura urbana, que finalmente será la forma urbana a seguir.

CAMACHO CARDONA, Mario. Diccionario de arquitectura y urbanismo. México D.F., Trillas. 1998. 776 p. ISBN 968-24-4723-2. p. 241.

 

Proceso consciente por el que la forma física de la ciudad y sus componentes se modelan y modifican con el fin de satisfacer ciertas necesidades humanas. (…) El campo de actividad del diseño, a medio camino entre las prácticas respectivas de los arquitectos y los urbanistas, tiene como propósito intentar resolver las cuestiones planteadas por la mala repartición y uso defectuoso del suelo, así como por la destrucción inútil del tejido histórico, con el fin de conjugar coherencia funcional y belleza formal en el espacio construido. Su fin específico, por tanto, es proporcionar los medios para orientar y encontrar un sentido al espacio público urbano, asumiendo que la ciudad es ininteligible sin una articulación espacial deliberada del mismo. (…) La tarea del diseño urbano, que con más o menos intensidad interviene en todas las fases del planeamiento, precisa, para ser abordada con rigor, una incorporación multidisciplinar (arquitectos, ecólogos, psicólogos, geógrafos, sociólogos) que agregue al establecimiento de la forma el conocimiento de los deseos y las limitaciones del grupo social afectado”.

ZOIDO NARANJO, Florencio; DE LA VEGA BENAYAS, Sofía; MORALES MATOS, Guillermo; MAS HERNÁNDEZ, Rafael y LOIS GONZÁLEZ, Rubén C. Diccionario de geografía urbana, urbanismo y ordenación del territorio. Barcelona, Ariel. 2000. 406 p. ISBN 84-344-0519-9. p. 131-132.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.