Necesidades humanas

Hace ver que las necesidades humanas deben entenderse como un sistema interrelacionado e interactuante, en el que “se dan permanentemente simultaneidades, complementariedades y compensaciones que son características de la dinámica del proceso de satisfacción de las necesidades”, que en lo fundamental para el hombre son finitas, pocas y clasificables; y son las mismas en todas las culturas y en todos los periodos históricos. Lo que resulta variable son sus formas de satisfacción.
Las necesidades humanas fundamentales según Max-Neef son: de permanencia o de subsistencia; de protección; de afecto o de amor; de entendimiento; de participación; de ocio; de creación; de identidad y de libertad.

HARAMOTO NISHIKIMOTO, Edwin. Un enfoque cualitativo del entorno inmediato a la vivienda social. Boletín del Instituto de la Vivienda. 5(9): 20-29, enero 1990. ISSN 0716-5668. p. 25.

Otros autores

Necesidad: Carencia de las cosas que son menester para la conservación de la vida. Especial riesgo o peligro que se padece, y en que se necesita pronto auxilio.

Humana: Perteneciente o relativo al hombre (ser racional) Propio de él.

RAE. Diccionario de la lengua española [En línea]. [Fecha de consulta: 10 agosto 2015]. Disponible en: http://lema.rae.es/drae/.

 

Necesidad: Lo que debe ser lo que se debe tener y lo que no se debe hacer. Es un término negativo es un “no ser” definido a algo; dentro de este “no ser” se presentan dos tipos generales, carencia y urgencia.

CAMACHO CARDONA, Mario. Diccionario de arquitectura y urbanismo. México D.F., Trillas. 1998. 776 p. ISBN 968-24-4723-2. p. 488.

 

La persona es un ser de necesidades múltiples e interdependientes. Por ello las necesidades humanas deben entenderse como un sistema en que las se interrelacionan e interactúan. Simultaneidades, complementariedades y compensaciones (trade-offs) son características de la dinámica del proceso de satisfacción de las necesidades.
Las necesidades humanas pueden desagregarse conforme a múltiples criterios, y las ciencias humanas ofrecen en ese sentido una vasta y variada literatura. (…) Se combinan dos criterios posibles de desagregación, según categorías existenciales y axiológicas. Esta combinación permite operar con una clasificación que incluye por una parte necesidades de Ser, Tener, Hacer y Estar; y por las otras necesidades de subsistencia, protección, afecto, entendimiento, participación, ocio, creación, identidad y libertad. (…)
(…) Las necesidades humanas fundamentales son finitas, pocas y clasificables. (…) Las necesidades humanas fundamentales son las mismas en todas las culturas y en todos los períodos históricos. (…)
Cabe agregar que cada necesidad, puede satisfacerse a niveles diferentes y con distintas intensidades. Se satisfacen en tres contextos: en relación con uno mismo, en relación al grupo social, y en relación con el medio ambiente. La calidad e intensidad tanto de los niveles como de los contextos dependerá de tiempo, lugar y circunstancia. (…)
Así entendidas las necesidades-como carencia y potencia-resulta impropio hablar de necesidades que “satisfacen” o que se “colman”. En cuanto revelan un proceso dialéctico, constituyen un movimiento incesante. De allí, que sea más apropiado hablar de vivir y realizar las necesidades, y de vivirlas y realizarlas de manera continua y renovada.

MAX-NEEF, Manfred; ELIZALDE, Antonio y HOPENHAYN, Martín. Desarrollo a escala humana. Una opción para el futuro. Santiago, CEPAUR, Fundación Dag Hammarskjöld. 1986. 94 p. ISBN 0345-2328. p. 26-27 y 34.

 

Las acciones que los habitantes realizan en el medio, en búsqueda de modos alternativos que le permitan satisfacer, en mayor o menor grado, sus necesidades humanas, hacen posible la supervivencia en condiciones mínimas de habitabilidad. Maneja valores y pautas de comportamiento propios para realizar el acondicionamiento, de modo que sus acciones llevan implícito un potencial propio de una cultura para enfrentar el problema desde una perspectiva que apunte a lo cualitativo.

SALAZAR H., Verónica. Manifestación físico-espacial de necesidades humanas en el hábitat precario. Estudio comparativo de casos. Santiago, Chile, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Instituto de la Vivienda. 2009. 213 p. Seminario de investigación arquitectura. p. 19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.