Arquitectura

Conceptualmente, desde mi particular interpretación, la arquitectura proviene por un lado del griego arkhé, o sea el principio o el fundamento. Desde otro ángulo, tiene que ver con la técnica, la téchne, o sea el saber hacer. Por lo tanto la arquitectura es el principio del saber hacer, o dicho de otro modo el saber hacer fundamentado.
El principio, que está el comienzo o en el origen, es el fundamento del saber hacer, o sea el saber hacer de los arquitectos debe estar fundado en una comprensión integral de la realidad, o sea la cultura sustentando su quehacer.

HARAMOTO N., Edwin. Discurso en el día de la escuela de arquitectura en el sesquicentenario de la Universidad de Chile. Boletín del Instituto de la Vivienda. 16(44): 99-103, noviembre 2002. ISSN 0716-5668. p. 101.

La arquitectura aparece así, en primera instancia, como un quehacer humano, pero el modo más cotidiano de su relación es estarla viviendo. O sea haciendo uso de ella, o comunicándose emocional, significativa y valorativamente por su intermedio. Otro modo de relación del hombre con la arquitectura es el estar pensando en ella, en una actitud reflexiva y contemplativa.
Desde esta perspectiva la obra de arquitectura es solamente comprensible en su relación con el hombre y el lugar que le dio origen, y no como objeto en sí.

HARAMOTO N., Edwin. Un enfoque actual sobre la enseñanza de la arquitectura en Chile. Boletín del Instituto de la Vivienda. 16(44): 103-111, noviembre 2002. ISSN 0716-5668. p. 104.

Es una disciplina que reúne e integra un conjunto de saberes provenientes de distintos ámbitos, en función de alcanzar la mejor adaptación del hombre al entorno que lo rodea, delimitando y creando una nueva espacialidad que lo acoja y cobije y que le permita el desarrollo de una vida individual, social y comunitaria protegida, más plena y abierta a la interacción regulada con el mundo que lo rodea. Se entiende que este proceso varía en el tiempo y en el espacio en función de las características del medio, los patrones socio-culturales, la disponibilidad de recursos y el desarrollo tecnológico y material que experimentan las sociedades humanas.

Propuesta conceptual INVI 2005, sistematizada por Gustavo Carrasco, académico INVI.

Otros autores

Arte de proyectar y construir edificios.

RAE. Diccionario de la lengua española [En línea]. [Fecha de consulta: 5 agosto 2015]. Disponible en: http://lema.rae.es/drae/.

Tratado espacial que estudia la organización, diseño y construcción del hábitat humano dentro de una realidad. El espacio resultante permite la realización del sistema de actividades con comodidad y confort, dentro de una aceptación estética y con una optimización constructiva que le permite sostenerse en el tiempo y en el espacio. El espacio arquitectónico se acondiciona a las características y circunstancias de las situaciones dentro de una cultura y en una realidad, expresando los valores humanos a los que pertenece y dándoles contención a todas las actividades que surjan de ellos, dentro del quehacer práctico- operativo, por lo que es el medio que satisface las necesidades espaciales del hombre, convirtiéndose en un espacio – significado, que pertenece al mundo objetivo que nos rodea en forma contextual. En sí permite la conservación y el desarrollo de la vida dentro de un escenario tempo- espacial.

CAMACHO CARDONA, Mario. Diccionario de arquitectura y urbanismo. México D.F., Trillas. 1998. 776 p. ISBN 968-24-4723-2.  p. 43.

Arquitectónica
Según Kant, la arquitectónica es el arte de construir un sistema. Es un arte indispensable, porque el conocimiento es científico solamente cuando en vez de ser una mera “rapsodia” posee unidad sistemática.

FERRATER MORA, José. Diccionario de filosofía (tomo I). Barcelona, Ariel. 2009. 957 p. 6a. ed. ISBN 978-84-344-8801-4. p. 243.

El valor de la arquitectura no resulta, ya de crear formas en el espacio sino de propiciar relaciones en él. Relaciones y acciones combinadas –reacciones- en (y para) una realidad definitivamente “abierta” y no predeterminada; más cualitativas, pues, cuanto más potencialmente interactivas.
(…) Plantear una Arquitectura Avanzada es profundizar en esa voluntad estratégica orientada hacia una eficaz disposición y reestructuración de la cuidad, el territorio y de las redes que lo articulan, de los tejidos a lo largo de ellas generados y de los nuevos espacios relacionales en ellas infiltrados; pero también hacia la concepción de nuevas lógicas para aquellas operaciones colonizadoras que afectan al hábitat –el entorno y la tecnología- y que apelan a la reutilización y al reciclaje de las propias preexistencias y a la reflexión sobre los propios límites de fricción entre disciplinas, técnicas, conocimientos y acciones.

GAUSA, Manuel; GUALLART, Vicente; MÜLLER, Willy; SORIANO, Federico; MORALES, José y PORRAS, Fernando. Diccionario metápolis de arquitectura avanzada. Barcelona, ACTAR. 2001. 624 p. ISBN 84-95273-93-4. p. 60.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.