Proceso de diseño

De este modo el proceso de diseño está constituido por un conjunto de acciones y productos, paralelos, sucesivos, con retroalimentación, orientados hacia un fin común. Si en un intento de abstracción pretendemos establecer las diversas fases de su acontecer, podríamos señalar cuatro sub-procesos que denominaremos síntesis conceptual, síntesis imaginativa o formal, ejecución o materialización y uso u ocupación.
La síntesis conceptual es el subproceso en el cual un fenómeno real considerado “problemático” es observado, identificado, definido, interpretado, explicado y diagnosticado con el objeto de formular creativamente el conjunto de requerimientos, generales y particulares, sobre cuyas bases es deseable que se dé la forma. (…)
La síntesis imaginativa o formal, comprende el subproceso en el cual, utilizando la capacidad mental consciente e inconsciente, se pretende crear, elaborar y fijar en términos de imágenes la forma que responda mejor a los requerimientos fijados, después de una selección entre diversas alternativas generadas como posibles.
La ejecución o materialización es el subproceso que tiene como objetivo la transformación del objeto ideal propuesto en la síntesis formal, en objeto real y material.
El uso u ocupación del objeto así generado por el habitante, es según este esquema un subproceso más dentro del proceso total y corresponde a la adaptación del usuario al objeto o a la modificación de éste por aquel; en su uso, control, mantención, mejoramiento o deterioro.

HARAMOTO NISHIKIMOTO, Edwin. Hacia un modelo de diseño de conjuntos habitacionales. Santiago, Chile, Universidad de Chile, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Departamento de Diseño Arquitectónico. 1975. p. 19-21.

 

La comprensión del diseño como proceso, acción y producto trajo como consecuencia un auge y desarrollo después de la post-guerra de 1939, de la línea de Metodología y Sistematización del Proceso de Diseño como una forma de mejorar el control de dicho proceso y sus resultados.
Las etapas clásicas del proceso de diseño se definieron entonces, como Análisis, Síntesis y Evaluación, cuya aplicación práctica trajo como consecuencia, primero, una brecha insalvable entre análisis y síntesis; y segundo, un enfrentamiento entre dos posiciones, una con énfasis en lo analítico y otra con énfasis en lo formal.
Se dio un paso adelante al concluirse que ninguna etapa del proceso debe terminar en un mero análisis, así como se llegó a establecer que las etapas iniciales del proceso eran la Síntesis Conceptual y Formal, agregándose las etapas de Ejecución y Uso; y considerando que la Evaluación debía estar presente en todas las etapas y no al final del proceso.

HARAMOTO NISHIKIMOTO, Edwin. Un sistema de información en vivienda. Una proposición preliminar. Boletín del Instituto de la Vivienda. 16(44): 33-47, noviembre 2002. ISSN 0716-5668. p. 35.

 

Ordenación de un proceso creativo como reflejo de procesos mentales conscientes o inconscientes que permiten inventar, imaginar o crear una respuesta adecuada a un problema habido.

INVI. Propuesta INVI. 2005. Equipo investigación SIV. Sistematización Claudio Navarrete.

Otros autores

Proceso: Acción de ir hacia delante. Transcurso del tiempo. Conjunto de fases sucesivas de un fenómeno natural o de una operación artificial.

Diseño: Traza o delineación de un edificio o de una figura. Proyecto, plan. Concepción original de un objeto u obra destinados a la producción en serie. Forma de cada uno de estos objetos.

RAE. Diccionario de la lengua española [En línea]. [Fecha de consulta: 6 agosto 2015]. Disponible en: http://lema.rae.es/drae/.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.