Crecimiento urbano obliga a planificar ciudades más pobladas

El explosivo crecimiento de las ciudades del país, que sólo en la década pasada registró un aumento del 17%, obligó al Gobierno a enviar el miércoles pasado un proyecto para modificar la Ley de Urbanismo y Construcciones y que facilite y acelere la planificación urbana a nivel regional, comunal y de barrios.


flickr.com / ambbar

Por VÍCTOR ZÚÑIGA

Tal expansión en esas áreas, en que vive hoy el 87% de la población -casi 14 millones-, se hará más ostensible en cinco nuevas zonas urbanas para el año 2030, según el Ministerio de la Vivienda.

Ellas son Iquique, Antofagasta, La Serena-Coquimbo, Temuco-Padre Las Casas y Puerto Montt-Puerto Varas.

Las ciudades con una fuerza centrípeta imparable lo absorben todo.

No sólo aglutinan hoy el 87% de la población del país, sino que además concitan el crecimiento económico y el bienestar social y laboral de la gente.

Pero a la vez nutre los conflictos urbano-ambientales, la segregación y el acceso desigual de los habitantes a servicios y la infraestructura de la ciudad.

Y es este nuevo contexto que ya llevó al Gobierno, a través del Ministerio de la Vivienda, a proyectar que este pujante motor urbano hará consolidar 5 nuevas áreas metropolitanas en Chile para el año 2030, más allá del crecimiento de las megaciudades de Santiago, Valparaíso y Concepción.

Ellas son Iquique, Antofagasta, La Serena/Coquimbo, Temuco/Padre Las Casas y Puerto Montt/Puerto Varas.

Por lo tanto, la planificación urbana cobra una importancia extraordinaria ante esta realidad apremiante, razón por la cual la ministra subrogante de la Vivienda, Paulina Saball, destaca el envío el miércoles pasado al Senado del proyecto de ley que modifica la Ley General de Urbanismo y Construcciones de 1975 que aborda este desafío nacional desde ahora.

“Cuando este proyecto se convierta en ley va a significar la reforma urbana más importante de los últimos 30 a 50 años”, afirma al producirse una discusión por primera vez sobre esta materia en el Congreso.

Asegura que el crecimiento de Iquique es impresionante, junto a Alto Hospicio; que Antofagasta ha experimentado todo un desarrollo estructural mejorando la calidad de vida de su población; que La Serena/Coquimbo conforman un espacio urbano de potencial turístico, residencial, comercial, patrimonial y que Puerto Montt/Puerto Varas es otro núcleo con un crecimiento notable en los últimos años, así como Temuco/Padre Las Casas.

“Ojo que habrá también un crecimiento de las ciudades pequeñas y medianas en el país como Coihaique, Osorno, Chaitén, Arica, Talca, Rancagua, Punta Arenas y tantas otras que deberán regular su desarrollo urbano a tiempo”, precisa.

Y es por ello que el proyecto de ley busca permitir y mejorar la participación ciudadana, ampliar los espacios de concertación entre la inversión pública y privada, y fortalecer las capacidades locales de planificación y recuperación de espacios públicos, infraestructuras y barrios.

También resaltó que la nueva normativa permitirá facilitar los procesos de actualización de los planos reguladores en escala regional, intercomunal y comunal, garantizar a través de compensaciones y condiciones los proyectos urbanos más sustentables así como acoger la diversidad de barrios y ciudades con tipos de planes a escala de sus realidades y racionalizar la construcción en áreas rurales.

“Es por ello que el proyecto de ley, que tiene 50 artículos y 3 transitorios, en el ámbito de la planificación urbana introduce facultades expresas para la participación y descentralización, la planificación integrada y el mejoramiento de barrios”, explica.

Paulina Saball advierte que este proyecto de ley no podrá resolver por sí solo toda la problemática urbana, razón por la que aclara que habrá que enviar otras tres iniciativas complementarias a futuro: un proyecto de Ley de Impacto del Desarrollo Urbano, Proyecto de Ley sobre Plan Regional de Desarrollo Territorial, y Proyecto de Ley para la Integración Social.

La secretaria de Estado presentó personalmente el proyecto a los senadores.

Cómo será la participación en la reforma
La ciudadanía podrá participar en diversas etapas del proceso.

El proyecto de ley establece que se obligará a todos los organismos del Estado y a las empresas de servicios públicos a proporcionar la información necesaria para la planificación urbana, aspecto que parece obvio, pero que hoy no existe.

“Asimismo, todo ciudadano tendrá acceso libre a los antecedentes que conforman el proyecto de plan regulador, desde su inicio, durante el trámite de aprobación y una vez aprobado”, dice el texto.

También se incorpora a la ciudadanía y organismos públicos a los procesos de elaboración de los instrumentos de planificación urbana, cualquiera sea su nivel, agrega.

Se explica que hoy la participación ciudadana se reduce a instancias informativas en las etapas de aprobación y sólo para los Planes Reguladores Comunales.

En cambio, ahora, la nueva etapa de planificación urbana se materializará en un nuevo instrumento denominado “Esquema Director”, el cual definirá la “imagen objetivo” del desarrollo futuro de la comuna, intercomunal o ciudad.

Por su carácter general y estable en el tiempo, el “Esquema Director” constituirá la base para fomentar los consensos sobre la visión general del desarrollo urbano, sobre la cual se elaborarán luego las normas técnicas específicas aplicables al suelo y las posteriores actualizaciones de cada plan regulador, indica la iniciativa.

La imagen objetivo y el conjunto de principios establecidos en dicho esquema deberán luego ser recogidos por el plan regulador respectivo mediante normas que luego serán aprobadas conforme a los procesos descentralizados de hoy.

También el proyecto de ley perfecciona los procesos de actualización y planificación a escala de barrios y sectores en los Planes Reguladores Intercomunales y Comunales.

Senador Horvath: Temor a “derramar” ciudades sobre suelo agrícola
Dijo que habrá que ver con “pinzas” qué ocurre con la flexibilización de los límites urbanos para evitar que las áreas urbanas arrasen las zonas rurales, especialmente agrícolas y verdes.

El presidente de la comisión de Vivienda del Senado, Antonio Horvath (RN), expresó que el proyecto de ley del Gobierno facilitará y agilizará la planificación urbana en cuanto a los procedimientos que se aplican para ello, pero indicó que habrá que estar atento a la flexibilización de los radios urbanos de las ciudades para evitar avasallamiento del suelo rural, agrícola y verde del país.

“No queremos que esto se flexibilice, de forma que las ciudades se derramen en el poco suelo agrícola y verde que nos queda en Chile. Es por eso que tendremos que verlo con pinzas”, advirtió.

El parlamentario valoró la decisión del Gobierno de llevar este cambio legal a través del Congreso Nacional, hecho sin precedentes, puesto que la Ley de Construcción y Urbanización de 1931 y la Ley General de Urbanismo y Construcciones de 1975 fueron dictadas ambas mediante Decreto con Fuerza de Ley (DFL), es decir, sin pasar por el Parlamento.

La comisión invitará a 15 organizaciones para escucharlos a todos en tres sesiones, para luego proceder a votar en general y más tarde llevar el debate a la sala en abril y así entrar “al área chica” desde entonces, adelantó.

El parlamentario fue consultado por la situación hoy delicada del Gobierno y de los partidos políticos que conforman la Concertación, varios de cuyos militantes han debido abandonar sus colectividades por fuertes conflictos internos, lo que repercutiría en la falta de votos: “No, eso no es problema. En este tema hay apoyo transversal”.

En cuanto a la iniciativa en sí, dijo que mejora en forma radical los procedimientos para facilitar y agilizar la planificación urbana, pero carece de la institucionalidad que mire el desarrollo de las ciudades a 30, 40 y 50 años. “Los planos reguladores que antes demoraban 4 a 5 años, ahora con esta modificación podrían hacerse en seis meses”, planteó.

“El proyecto va al fondo de los procedimientos, pero no va al fondo de la institucionalidad en cuanto a participación ciudadana y la visión de las ciudades. Habrá que podar y agregárselo”, añadió.

FENÓMENO

METRÓPOLI. Santiago es especial por absorber gente de otras ciudades y del campo.

Fuente: El Mercurio Lunes 21 de enero de 2008

3 comentarios sobre “Crecimiento urbano obliga a planificar ciudades más pobladas

  • el 2009-08-25 a las 4:42 pm
    Permalink

    Ivan foretic mardones, que alegria saber de ti, veo que aun estas en chile…….. ests en temuco?

    Respuesta
  • el 2008-12-15 a las 10:24 am
    Permalink

    Rancagua esta entre las ciudad y/o conurbaciones mas grandes,teniendo la conurbacion cerca de 330.000 habitantes, tan cerca como el Gran Coquimbo y mucho mas que Iquique y Alto Hospicio, y por que Rancagua se determina como ciudad mediana o pequeña?

    Respuesta
  • el 2008-11-14 a las 4:30 pm
    Permalink

    Me parece muy bien. Sea también la ocasión de legislar en torno a la participación ciudadana en cuanto al tema ambiental, como un derecho a la vista, el sol y la tranquilidad de sus barrios. Las declaraciones de impacto ambiental a los proyectos de edificación en altura o de megaproyectos comerciales, son aplicables aparentemente solo a la etapa de construcción, no previendo las terribles consecuencias al mediano y largo plazo a los habitantes colindantes al barrio de estos monstruos

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.