El abandono por parte de Junaeb del histórico Hogar Mapuche Relmulikan que acusan sus estudiantes

Por Paula Huenchumil J. y Constanza Pérez Z.

Fuente: Interferencia.cl 21/05/2022

Hace cuatro años los estudiantes de este lugar ubicado en Providencia -que ha dado hospedaje y un espacio mapuche a generaciones de universitarios de este pueblo-, fueron trasladados a otra sede, y, hasta ahora, no han podido volver. La Junaeb, a cargo del programa, ha postergado el retorno indefinidamente, sin ofrecer respuestas a los estudiantes. 

Piedra de trueno de arcoiris quiere decir en mapudungun relmulikan, el nombre del histórico hogar de estudiantes mapuche ubicado en Avenida Suecia 2072, en la comuna de Providencia, pero que hace cuatro años ya no funciona como tal. 

Fue el año 2018, cuando la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) informó que existía una solicitud por parte de la Municipalidad de Providencia para regularizar parte de la construcción del inmueble, ya que este se encontraba fuera de norma. Ante ello, Junaeb propuso la demolición del inmueble y pronta reconstrucción del Hogar Relmulikan, comprometiéndose a comenzar la construcción en un plazo de seis meses, según informa la Asamblea de Estudiantes Mapuche del Hogar.

Por esta razón, los residentes fueron trasladados al domicilio de calle Alférez Real 1040, a finales del año 2018, supuestamente de manera provisoria. Luego, fueron cambiados a otra casa que arrendó Junaeb en la calle Doctor Roberto del Río 1624 donde están hasta el día de hoy, donde no tienen las condiciones para desarrollar un ambiente cultural mapuche que sí tenían en avenida Suecia.

“Además del abandono del proyecto comprometido, la institución cometió otros errores graves, como no proteger ni resguardar el inmueble de Avenida Suecia, sometiéndolo al total abandono institucional desde el año 2018″, dice la Asamblea de Estudiantes Mapuche del Hogar.

En una carta que los estudiantes organizados enviaron ayer a la Junaeb, acusan que “sólo realizaron la demolición parcial del inmueble, mientras que la reconstrucción y habilitación de nuestro hogar quedó postergada indefinidamente debido al incumplimiento de funcionarios de Junaeb, quienes abandonaron el proyecto de reconstrucción y fueron incapaces de proponer soluciones para hacerse cargo del compromiso realizado”.

“Además del abandono del proyecto comprometido, la institución cometió otros errores graves, como no proteger ni resguardar el inmueble de Avenida Suecia, sometiéndolo al total abandono institucional desde el año 2018 y no hacerse cargo de gestiones mínimas como cortar los servicios básicos. Todo esto generó un estado de total vulnerabilidad de nuestro hogar, que facilitó y resultó en una ocupación por parte de personas ajenas en calidad de toma”, añade el documento.

Interferencia contactó a Junaeb para las consultas del caso, cuyos funcionarios aseguraron que darían su versión, pero. al cierre de esta edición, no se ha recibido respuesta.

Por su parte, desde la Municipalidad de Providencia declinaron referirse al tema, ya que el Hogar no depende de la entidad ni tiene ningún tipo de convenio o colaboración municipal. 

“No les importa y creo que es por el simple hecho de ser mapuche”

Desde el año 2014 el programa denominado Hogares Indígenas, administrado por la Junaeb, cuenta con presupuesto asignado de forma directa, según indica una resolución exenta del organismo con fecha 25 de enero de 2022. El documento además señala que durante 2020  Junaeb y Conadi firmaron un convenio de colaboración “para la oportuna y eficaz administración del programa”.

Para postular al Hogar Relmulikan los requisitos son tener la ‘calidad indigena’ (es un certificado que otorga Conadi), ser parte de un lof u organización mapuche, un informe socioeconómico que amerite la ayuda, y vivir fuera de la Región Metropolitana. Los residentes comentan que además de estos requisitos formales, el Hogar tiene la autonomía de realizar entrevistas a los solicitantes.

Los vecinos del Hogar provisional hace poco reclamaron porque tenían una wenüfoye- una de las banderas del pueblo mapuche-en la entrada de la casa. “La Junaeb apoyó eso, nos pidió que la sacaramos, básicamente para que no nos metieron en problemas. Nos dio rabia, eso es discrimacion de una institución que representa el Estado. Nuestra bandera no es un símbolo de odio, tenemos derecho a usarla”. dice Salvador Chávez Ñancupil.

El actual werken (vocero) del Hogar de Mapuche Relmulikan, Salvador Chávez Ñancupil, proveniente de Valdivia y es estudiante de Ingeniería Civil Mecánica en la Universidad de Chile. Chávez lleva tres años como integrante en el Hogar, pero por la pandemia recién este año ha residido en él, por eso le tocó directamente llegar al lugar provisorio en la casa arrendada en la calle Doctor Roberto del Río.

“Hemos agotado todas las instancias con la Junaeb, muchas reuniones fallidas, nos aplazan y no tenemos respuesta. Si no fuera un hogar mapuche, si fuera una empresa, haría todos los papeles rápidamente pero no tienen voluntad, no les importa y creo que es por el simple hecho de ser mapuche, por eso seguiremos organizados”, dice.

El werken además cuenta que donde están ahora, los vecinos hace poco reclamaron porque tenían una wenüfoye- una de las banderas del pueblo mapuche-en la entrada de la casa. “La Junaeb apoyó eso, nos pidió que la sacaramos, básicamente para que no nos metieron en problemas. Nos dio rabia, eso es discrimacion de una institución que representa el Estado. Nuestra bandera no es un símbolo de odio, tenemos derecho a usarla”.

Salvador Chávez Ñancupil, también recalca que “los más antiguos nos han contado la importancia del Hogar Relmulikan que estaba en la calle Suecia. Donde estamos ahora no hay espacios para la actividades, porque no fue construido para ser un Hogar, como en Valdivia por ejemplo”.

“Es un hogar histórico, tiene memoria”

La trabajadora social mapuche-pewenche proveniente del Alto Bío Bío, Felisa Manquepi, en su tiempo de estudiante universitaria residió en el Hogar de Mapuche Relmulikan en la calle Suecia, y precisamente es parte de la generación que fue trasladada del lugar.

Según relata a Interferencia, efectivamente habían fallas en la casa, “pero también nosotros hacíamos actividades, encuentros, entonces fueron los mismos vecinos denunciaron eso a la Municipalidad de Providencia. La Municipalidad le dijo a Junaeb que nos tenían que sacar porque no estaba regularizado el tema de la casa y que tenían que hacer remodelaciones porque estaba en pésimas condiciones».

La profesional relata que en el Hogar tenían un rewe, lo cual era muy importante para la identidad mapuche de los estudiantes que ahí residían, “cuando nos sacaron de ahí, ya no tuvimos nada más de eso, porque no teníamos nuestro propio espacio”.

«Entonces, llegaron unos arquitectos, nosotros no nos queríamos ir, pero al final cedimos porque sino nos iba a  desalojar, aceptamos porque supuestamente se harían cargo y construirían un nuevo hogar, pero yo ya cumplí mi periodo ahí, me fui y hasta no se ha hecho cargo la Junaeb”, concluye Manquepi.

La profesional relata que en el Hogar tenían un rewe, lo cual era muy importante para la identidad mapuche de los estudiantes que ahí residían, “cuando nos sacaron de ahí, ya no tuvimos nada más de eso, porque no teníamos nuestro propio espacio”.

“Es un hogar histórico, que tiene memoria, han pasado muchas generaciones por ese lugar y por eso no se puede perder, los lamngen que están haciendo la lucha en Santiago porque es el único lugar que teníamos como propio como estudiantes mapuche”, agrega.

Por su parte, Víctor Caullan, proveniente de Puerto Saavedra, quien también estuvo cuando fueron sacados del Hogar Relmulikan, relata que en 2017 estaban celebrando el Wiñol Tripantu- el cual marca el inicio de un nuevo ciclo y la renovación de la vida- y algunos vecinos les gritaban “para que nos callaramos, nos tiraban piedras”. También recuerda que vieron los planos con los arquitectos antes de ser desalojados.

“No se entiende que tengan presupuesto para arrendar otras casas y no cumplir con la reconstrucción que es una demanda que ya tiene años. Es un Hogar con historia”, concluye.

One thought on “El abandono por parte de Junaeb del histórico Hogar Mapuche Relmulikan que acusan sus estudiantes

  • el 2022-07-07 a las 9:15 pm
    Permalink

    ¿Quisiera saber cuales son los requisitos para acceder a vivir en el hogar?
    A parte del certificado de calidad indígena ¿existen más requisitos?

    Respuesta

Responder a Carolina Véliz Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.