Región

Puede entenderse como una unidad geográfica, obra exclusiva de la naturaleza, como también se puede pensar en una unidad socio- económica caracterizada por cierta actividades e intereses. Pero además, puede existir como ente jurídico-político planificado por el hombre, que ha tomado en consideración elementos geográficos, económicos y culturales.
En todo caso, la regionalización no puede ser producto del arbitrio; es creación de la voluntad humana, pero considerando un complejo de elementos proporcionados por la naturaleza.
En general, dada la multiplicidad de manifestaciones que reviste la región, se ha preferido no consagrar una definición de carácter jurídico, sino limitarse tener presente que, en definitiva, la región no es otra cosa que el ente territorial estructurado sobre las bases y concordancia con la región geográfica y socio-económica y cuyo grado de competencia estatal depende de muchas variables.

SEPÚLVEDA MELLADO, Orlando y CARRASCO PÉREZ, Gustavo. Sectorización habitacional del territorio y vivienda regionalizada. Santiago, Chile, Instituto de la Vivienda, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad de Chile. 1991. p. 50.

 

En este contexto, las ciudades empiezan a configurarse como territorio “región”, por sobre la tradicional concepción de núcleo urbano. Ellas experimentan acelerados procesos de crecimiento demográfico y expansión areal; de concentración de actividades de servicios, centro de los principales movimientos financieros, ámbito espacial de concentración de núcleos de poder político-económico y manifestación de movimientos y grupos sociales, así como escenario privilegiado de confluencia de flujos de capital e información. (…) Todo ello, como resultado de la regionalización de la producción económica de dicho sistema (globalización).

ZAPATA ALEGRÍA, Isabel. Exclusión social en el cinturón suburbano del Área Metropolitana del Gran Santiago. Revista Urbana. 8(32): 13-32, enero-junio, 2003. ISSN: 0798-0523.

 

La región es definida por sus múltiples características de estructura territorial, cuyos elementos constituyentes son los espacios habitados y sus variadas interrelaciones: físicas, ambientales, económicas–productivas, sociales, políticas–administrativas, entre otras.

INVI. Propuesta INVI. 2005. Equipo investigación SIV.

Otros autores

Porción de territorio determinada por caracteres étnicos o circunstancias especiales de clima, producción, topografía, administración, gobierno, etc. Cada una de las grandes divisiones territoriales de una nación, definida por características geográficas e histórico-sociales, y que puede dividirse a su vez en provincias, departamentos, etc.

RAE. Diccionario de la lengua española [En línea]. [Fecha de consulta: 4 agosto 2015]. Disponible en: http://lema.rae.es/drae/.

 

Territorio connotado a ciertas determinaciones que se tiene que definir para, a su vez, darle sentido a la concepción de región a la que se hace referencia. Por tanto, desde su denotación geográfica es definible, pero en relación con sus determinaciones varía, lo que evita dar su conceptualización.

CAMACHO CARDONA, Mario. Diccionario de arquitectura y urbanismo. México D.F., Trillas. 1998. 776 p. ISBN 968-24-4723-2. p.  585.

 

Las unidades geográficas de nivel subnacional y supralocal, delimitado en función de objetivos previamente establecidos de análisis, planeación y de integración funcional del territorio.

MÉXICO. Secretaría de Gobernación. Programa Nacional de Desarrollo Urbano y Ordenación del Territorio 2001-2006. [En línea]. Diario Oficial de la Federación. 2002. [Fecha de consulta: 3 noviembre 2015]. Disponible en: http://dof.gob.mx/nota_detalle_popup.php?codigo=735811

 

Porción de la superficie terrestre que presenta unos rasgos diferenciados, posee una señas de identidad propias y es el resultado de procesos de individualización a lo largo del tiempo. Normalmente, la región es considerada una escala intermedia. (…) Región es en origen una voz latina (regio) que designa cada parte de la ciudad, pero que se ha convertido en una noción coloquial referida al primer nivel de división del estado, que ha tratado de ser formalizada académicamente por las ciencias humanas y sociales, en especial geografía, para poner de manifiesto que el mundo se compone de distintas partes que variarán según el criterio de referencia que utilicemos para clasificarlas. (…) El empleo de los conceptos de espacio y territorio se revela fundamental para entender a realidad regional. (…) La región existe en relación a una determinada área, aunque sus límites sean a veces imprecisos como resultado de la distinción entre un núcleo y una periferia donde los caracteres se van diluyendo. En numerosas ocasiones, las dinámicas regionales de base espacial acaban derivando en procesos de territorialización, por lo cual una región queda delimitada oficialmente para reconocer su singularidad histórica y presente, o para formular políticas de reequilibrio espacial.

ZOIDO NARANJO, Florencio; DE LA VEGA BENAYAS, Sofía; MORALES MATOS, Guillermo; MAS HERNÁNDEZ, Rafael y LOIS GONZÁLEZ, Rubén C. Diccionario de geografía urbana, urbanismo y ordenación del territorio. Barcelona, Ariel. 2000. 406 p. ISBN 84-344-0519-9. p. 313.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.