Precio promedio de viviendas nuevas en el Gran Santiago subió 72% en la última década

Fuente: El Mercurio 05-02-2016

La escasez de suelo y las mayores restricciones para construcciones habitacionales son algunos de los factores que explican el incremento, afirman en el sector.

Escasez de terrenos, planes reguladores restrictivos en materias de densidad y altura, mayores exigencias en la calidad de materiales de construcción y una demanda en alza son los principales factores que explican el fuerte incremento que han registrado los precios de las viviendas en la última década en el Gran Santiago.

A inicios de 2006, el valor promedio de una vivienda en la Región Metropolitana se situaba en 2.437 UF, monto que casi 10 años después -al cuarto trimestre de 2015- se ubicó en 4.200 UF, un crecimiento de 72% en el período, según GfK Adimark.

En igual lapso, el precio promedio de los departamentos, medido en UF por metro cuadrado, subió 82%, hasta las 64 UF, mientras que en casas creció 73%, terminando en las 52 UF a fines del año pasado.

El gerente de Estudios Inmobiliarios de GfK Adimark, Javier Varleta, afirmó que la “primera variable que hace subir los precios es la escasez de suelo”, a lo que se añaden exigencias de terminaciones de mejor calidad, entre ellas termopaneles.

El director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios, Vicente Domínguez, sostuvo que al existir restricciones de terrenos, los sitios urbanos se han encarecido. A este factor, indicó, se agregan exigencias más altas en materia de urbanizaciones y espacios públicos.

El crecimiento en los precios fue más lento en los primeros siete años de la última década, experimentándose una aceleración en los valores más notoria a partir de 2012, señaló el gerente general y socio de Inmobiliaria Actual, Rodrigo Lyon.

Lyon explicó que hasta 2011 y como consecuencia de la crisis financiera de 2008, los precios de las viviendas en Santiago estaban muy por debajo de los que se podían observar en otras capitales de América Latina.

Junto al impacto de las mayores regulaciones para los proyectos inmobiliarios en comunas de alta demanda, otro de los elementos que han repercutido en el alza de los valores de las viviendas es la sostenida demanda durante gran parte de la década, comentó el gerente comercial de Ralei Grupo Inmobiliario, Andrés Ergas. “Hay un déficit habitacional importante en el país y eso se ve reflejado en que la demanda no ha parado. Esto ocurre por un cambio en la estructura social; existen más personas que necesitan espacios como los divorciados, quienes se independizan antes o conviven. Cada quien necesita su departamento”, explicó.

Ergas añadió que los requerimientos por viviendas han estado acompañados por facilidades en el ámbito financiero. “Durante los últimos seis años, el acceso al crédito y las tasas han ayudado”, afirmó.

El subgerente de Estudios de Portalinmobiliario.com, Nicolás Izquierdo, destacó que el mayor poder adquisitivo de las personas está también vinculado al incremento de los precios.

Izquierdo comentó que “tenemos a una población que durante este período se enriquece en términos agregados, sobre todo en los períodos 2012 y 2013, que es donde se ven los mayores aumentos en el índice real de remuneraciones del INE, mientras que la oferta inmobiliaria aumenta a un ritmo moderado, explicado por los mayores costos de mano de obra, dificultad para encontrar nuevos terrenos a precios rentables y un comportamiento más conservador de parte de la oferta tras el importante aumento en el stock que se produjo durante 2008 y 2009”.

Proyectan 2016 sin “ofertones”

En 2008, producto de la crisis financiera, algunas inmobiliarias realizaron “ofertones” y descuentos para agilizar las ventas en medio de un mercado con niveles de stock muy elevados, recordaron en el sector.

Para este año, Vicente Domínguez estimó que “no habrá descuentos ni ‘ofertones’, pues no existe stock terminado no vendido”. Rodrigo Lyon coincidió en que “no hay ninguna razón para que las inmobiliarias quieran bajar precios”.

Andrés Ergas tampoco prevé que existan descuentos, aunque precisó que no se vería la fuerte tendencia alcista de los últimos cuatro a cinco años.

Javier Varleta proyectó que 2017 “debería verse más complicado” en materia de precios, porque no habría incentivos a la compra, debido a que la gente este año escriturará las adquisiciones de viviendas anticipadas realizadas en 2015 por la futura aplicación de IVA a la venta que deriva de la reforma tributaria.

Nicolás Izquierdo, en tanto, estimó que es “esperable que este año se pueda ver un aumento en el número de promociones o descuentos en proyectos inmobiliarios”. Indicó que en enero el sitio Portalinmobiliario.com registró un récord en este aspecto.

 

2016-02-105-venta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.