Departamentos cada vez más pequeños: cómo hacer frente a la nueva realidad inmobiliaria

Por Diario Usach

Fuente: Diario Usach 21/09/2022

Las construcciones en la actualidad en Santiago tienen cerca de 5 metros cuadrados menos que las levantadas durante el año 2016. Optimización de espacios y muebles doble uso son las nuevas tendencias para adaptarse a esta realidad.

Las dimensiones de los departamentos en nuestro país van disminuyendo con el paso de los años. Esta realidad quedó de manifiesto con datos aportados por la consultora GFK Chile -sobre la base de un levantamiento propio- donde se evidencia que varias comunas de la Región Metropolitana, entre ellas Santiago, Independencia, La Cisterna y Ñuñoa, redujeron sus metros cuadrados construidos en el último tiempo.

Actualmente, el tamaño de superficie de los departamentos es de 56,98 metros cuadrados en el Gran Santiago. En 2016 era de 61,6 m2. Según expertos, este fenómeno responde a la creciente demanda de las personas por vivir dentro de la zona urbana, en comunas con mayor conectividad, donde se accede a estaciones de Metro y áreas de servicios. ¿Cómo adecuarse de mejor forma a esta realidad?

El desafío de renovar los espacios de las viviendas puede convertirse en un tema complejo cuando los espacios son reducidos, especialmente si no tenemos en cuenta cuáles son las necesidades, gustos, estilos de decoración y presupuestos.

Expertos en diseño y utilización de espacios siempre recomiendan integrar los ambientes para optimizar espacios, a partir de muebles con doble uso, como por ejemplo las mesas de centro-escritorio o los futones. El orden de zonas con escasos metros cuadrados también es fundamental, por lo que siempre es recomendable contar con un buen clóset, adaptado a las medidas correctas.

Existen de distintas dimensiones, materiales, tonalidades, separaciones e incluso accesorios. Independiente de esto, siempre se recomienda tomar las medidas de manera correcta, definir la usabilidad y tener en claro qué necesidades se desean cubrir antes de realizar una compra, entendiendo que no es un artículo barato.

GANAR ESPACIO

También hay opciones para conseguir una mejor distribución en espacios como las habitaciones. Una cama nido de calidad es un conjunto de dos camas donde se recoge una plegada debajo de la otra. Es una manera elegante de hacer rendir mejor el espacio en los dormitorios infantiles, en los monoambientes, los estudios/consultorio/vivienda y en salas de estar donde se puede recibir huéspedes.

En los departamentos donde hay poco lugar, una cama nido de una plaza y media o una cama nido de 1 plaza se adapta a cualquier habitación, incluso puede ser utilizada como sillón y posterior cama doble en caso de invitados.

Otra técnica que se utiliza habitualmente en espacios reducidos son los muebles altos para dividir zonas muy concentradas. Por ejemplo, una librería que se convierte en distribuidor entre el living-comedor y el dormitorio.

Elegir muebles con doble función siempre es la mejor de las estrategias cuando los metros escasean. Tanto si son piezas hechas a medida como si no, elegir muebles con doble uso es una opción que, además, puede ser beneficiosa para el bolsillo. Por ejemplo, una barra en la cocina que puedes usar para comer o trabajar o una mesa de centro convertible en una mesa de comedor son grandes opciones.

Finalmente, siempre se debe tener en cuenta que mientras más pequeña sea la vivienda, más orden va a necesitar. El orden no se compra en ninguna tienda, pero con él, se logrará que todo se vea más amplio y práctico en lugares reducidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.