El 50% de alcaldes rechaza nuevo Plan Regulador de Santiago

Publicado en: La Tercera MARTES 22 DE MARZO DE 2011

El aumento de suelo para viviendas sociales y la mantención de áreas verdes complican a los ediles.
por Bernardita Álvarez

Controvertida ha resultado la propuesta del nuevo Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PRMS 100), que el próximo miércoles 30 será votada por el Gobierno Regional. A pocos días de que se cumpla este plazo, la mitad de los ocho alcaldes del sector poniente de Santiago, hacia donde se expandiría en 10.618 hectáreas el radio urbano de la capital, no está conforme con la iniciativa.

Ese es el caso de Pudahuel y La Pintana. Sus ediles no están de acuerdo con hacerse cargo de más viviendas sociales, puesto que el plan destina, como mínimo, un 8% del suelo para este tipo de construcción.

Jaime Pavez, de La Pintana, pide que así como se establece un mínimo de superficie, también se consolide un máximo.

“Al hacernos cargo de las viviendas sociales, no nos pagan contribución, ni el derecho de aseo, el retail no se instala en la comuna y tampoco nos cancelan el permiso de circulación, porque nuestros vecinos no tienen acceso a vehículos”, dice Pavez.

Mientras que el edil de Pudahuel, Johnny Carrasco, dice que su comuna “ya dio su cuota para viviendas sociales”.

La mantención de las áreas verdes, que el PRMS 100 propone aumentar considerablemente, con la creación de ocho parques urbanos y terrenos de forestación, es otro punto en cuestión.

Luego de cinco años de ser ejecutados y mantenidos por privados, esta tarea pasaría a manos del Estado. Debido a la preocupación de los municipios de tener que asumirla, la intendencia y el Ministerio de Hacienda firmaron un protocolo para crear un fondo de áreas verdes.

Pero los ediles no están confiados en que esto baste. Así lo manifestó el alcalde de Puente Alto, Manuel José Ossandón. “Para mí, no es suficiente un compromiso a largo plazo del Ministerio de Hacienda. Creo que (la mantención de las nuevas áreas verdes) puede ser un problema grave para las comunas pobres”, opinó Ossandón.

La vialidad e integración de servicios es otra preocupación de los ediles.

En Quilicura, el alcalde Juan Carrasco está preocupado de que la urbanización vaya acompañada de conectividad.

“Son más de 40 mil vehículos que se sumarían a nuestro parque automotriz, que ya colapsa, debido a que tenemos el parque industrial más grande del país”, dice Carrasco.

Una opinión similar tiene Ossandón. “Debiera contemplarse que resuelvan el tema vial y de aguas lluvia en la ciudad”, expresó.

El propio presidente del consejo del Gore, Manuel Urrutia, reconoce que no “existe la certeza de que apruebe el PRMS 100”.

Sin embargo, la seremi Metropolitana de Vivienda, Marisol Rojas, dijo estar esperanzada de que se apruebe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.