Lugarización

Alude a un proceso de asignación de sentido que surge sobre la base de la experiencia socialmente compartida. (…) para aquellos sistemas que como los vecindarios o comunidades, el territorio donde realizan su dinámica constituye un referente básico y constante, el espacio pasa a convertirse en lugar, pues es observado y delimitado, adquiriendo significación social. (…) La lugarización entonces se produce como un proceso de diferenciación del territorio que efectúa un sistema previamente constituido, por cuanto el espacio por sí solo no genera sistemas sociales. Lo anterior no significa que el espacio no posea influencia sobre los sistemas sociales, sino que éste se encuentra determinado por la definición que con anterioridad un sistema ha efectuado respecto del espacio.

JIRÓN M., Paola; TORO B., Alejandro; CAQUIMBO S., Sandra; GOLDSACK J., Luis y MARTÍNEZ M., Liliana. Bienestar habitacional. Guía de diseño para un hábitat residencial sustentable. Santiago, Chile, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad de Chile; Universidad Técnica Federico Santa María, y Corporación de Desarrollo Tecnológico, Instituto de la Vivienda, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad de Chile. 2004. 123 p. ISBN 956-19-0444-6. p. 114.

 

La lugarización puede concebirse también como un proceso de diferenciación espacial, que es generado por sistemas sociales previamente constituidos, ya que el espacio no posee la capacidad de generar sistemas sociales, de modo que las comunicaciones ocurren ‘en’ lugares y ‘entre’ lugares que ya han sido definidos significativamente por los sistemas.

SEPÚLVEDA OCAMPO, Rubén; DE LA PUENTE L., Patricio; TORRES R., Emilio y TAPIA Z., RICARDO. Seguridad residencial y comunidad. [En línea]. Santiago, Chile, Universidad de Chile, Instituto de la Vivienda, Departamento de Sociología. 1999. 262 p. ISBN 9561902958. p. 26. Disponible en: http://libros.uchile.cl/494

 

Proceso de asignación de sentido que surge sobre la base de la experiencia socialmente compartida y el lugar pasa a constituirse en una relación dada entre espacio y conducta, en una temporalidad dada. El espacio puede ser un agente detonante de procesos de lugarización, y, pese a que no los determina, si puede influir de manera importante en este proceso. Sin embargo, son los habitantes de manera individual y colectiva quienes determinan el grado de apropiación o su eventual lugarización.

(…)

La lugarización se produce como un proceso de diferenciación del territorio que efectúa un sistema previamente constituido, por cuanto el espacio por sí solo no genera sistemas sociales. De este modo el hecho que las comunicaciones se efectúen en un tipo de espacio determinado requiere que éste haya sido construido significativamente por el sistema social de manera previa.

SEPÚLVEDA OCAMPO, Rubén. Diseño habitacional y grados de satisfacción. Algunas consideraciones.  Santiago, Chile. Universidad de Chile, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Instituto de la Vivienda, Escuela de Postgrado. 1995. 12 p. Diploma de especialización en vivienda social. Documento de apoyo docente. p. 2 y 4.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.