Cobertura Especial: Plebiscito Comunal en Vitacura

Por Claudio Pulgar

El día 15 de Marzo 2009 se realizó en la Comuna de Vitacura, en la Región Metropolitana de Chile, un inédito plebiscito, su objetivo decidir si en algunas zonas de la comuna se aumentaba la altura de construcción. Lo interesante del proceso es que fué la Contralaría General de la República, a partir de las movilizaciones y gestiones de los vecinos, la que le exigió al municipio la realización de la consulta ciudadana.

Como es sabido más del 70% de los vecinos votó que “No”, y la Municipalidad tendrá que tener en cuenta la postura de los vecinos para realizar las modificaciones al Plan Regulador Comunal.

Hemos recopilado gran parte de la información aparecida en los medios sobre el Plebiscito, y se las entregamos en este “post” ordenadas por fechas y fuente.

Pueden leer además la opinión de la académica del INVI Paola Jirón con respecto al tema en el siguiente link: INVI OPINA

Vitacura Plebiscito Habemus

Fuente: La Nación, 12/03/2009

Por Patricio Herman, Fundación Defendamos la Ciudad
OBSERVATORIO CIUDADANO

De modo majadero, desde hace mucho hemos insistido en La Nación en que las decisiones sobre las normas de uso de suelo y edificación de las comunas deben ser decididas por los ciudadanos que residen en el territorio respectivo. Recordemos que en el Título IV, “De la participación ciudadana”, en la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, se contempla el plebiscito para dilucidar los distintos puntos de vista que pueden existir sobre las modificaciones de los instrumentos normativos urbanos.

El próximo domingo 15, los 56 mil residentes inscritos en los registros electorales de Vitacura decidirán si apoyan las propuestas municipales para aumentar el crecimiento inmobiliario en altura o si prefieren mantener en tres sectores determinados las actuales reglas del juego establecidas en la Ordenanza del Plan Regulador Comunal (PRC). Este territorio jurisdiccional pertenecía, hasta 1992, a la Municipalidad de Las Condes y en diciembre de 1999 se publicó el primer PRC para Vitacura, al que en estos diez años se le han hecho varias modificaciones para facilitar el negocio inmobiliario.

Esta inminente votación es consecuencia directa de la voluntad de un grupo de vecinos que se opusieron a la idea municipal de cambiar las condiciones de edificación en ciertas zonas para que ciertos grupos de la construcción pudieran hacer negocios a su amaño. Naturalmente, la propuesta municipal era secundada por todos aquellos particulares que teniendo viviendas unifamiliares en el sector a modificar querían venderlas al mejor postor para emigrar más al oriente. La motivación de éstos era hacer una ganancia rápida con la venta de sus inmuebles, pero sin detenerse a pensar en los perjuicios que sufrirían los vecinos del entorno. Aprés de moi, le déluge, como dijera un despreciativo monarca francés con ocasión de la suerte que correrían los demás infelices una vez conseguidos sus viles propósitos.

Pero los vecinos que privilegiaban la densidad baja, en viviendas de uno y dos pisos, con el concepto de buena calidad y estilo de vida e identidad barrial, forzaron al municipio, con los mecanismos establecidos en la ley referida en el primer párrafo, para que esta materia fuera resuelta democráticamente en un plebiscito, lo que acontecerá el domingo 15. A pesar de que el establishment local siempre se opuso a que los ciudadanos libremente decidieran el asunto, fue la Contraloría General de la República la que obligó al alcalde Raúl Torrealba a permitir que los vecinos se expresaran. Las opciones en juego son torres comerciales y habitacionales, con el obvio incremento del parque automotor en calles ya colapsadas, o las condiciones actuales.

Pese a que hay otros cambios urbanísticos en carpeta, la autoridad municipal decidió que sólo en tres sectores la ciudadanía podía pronunciarse en el plebiscito: 1. Sector Escrivá de Balaguer-Doctor Almeyda-Club de Polo-Guaraníes; 2. Sector Avenida Kennedy-Benito Juárez-Fernando de Argüello-Tupungato-Corte de Apelaciones, y 3. Sector Alonso de Córdova-Nueva Costanera.

Serán los ciudadanos quienes decidirán cómo desean vivir en el futuro. Éste es un hecho inédito en Chile y debería ser replicado en todas la comunas. Pero aunque tenemos la plena convicción de que ganará el No en el plebiscito, no podemos perder de vista que si los votantes no llegan a 50% de los inscritos en los registros electorales, este ejercicio democrático no producirá efecto. Advertimos que, ante una eventual abulia ciudadana, el municipio estará en óptimas condiciones para seguir modificando las normas urbanísticas según sus propias motivaciones, con lo que los especuladores inmobiliarios quedarán muy satisfechos.

Nos llama la atención que los diputados del distrito, Julio Dittborn (UDI) y Cristián Monckeberg (RN), así como los senadores de la circunscripción, Soledad Alvear (DC) y Pablo Longueira (UDI), no hayan a la fecha formulado ninguna declaración pública llamando a la participación ciudadana en el plebiscito. No les pedimos que apoyen a una u otra postura, porque sería complicado para ellos expresar sus preferencias, pero sí que inviten a sus electores a ejercer la democracia. Los candidatos presidenciales también deben estimular a la ciudadanía de Vitacura a que cumpla con su deber de decir Sí o No a la propuesta del alcalde Torrealba.

—————————————————————————–

Plebescito en Vitacura

Fuente: El Mercurio, 12/03/2009

RAÚL TORREALBA DEL PEDREGAL
Alcalde de Vitacura

En los últimos días ha crecido el debate en torno al plebiscito que se llevará a efecto este domingo en Vitacura, en el cual los vecinos resolverán sobre tres propuestas específicas de cambio al plan regulador comunal. Al respecto, y junto con insistir en la importancia de la participación ciudadana en esta votación, quisiera aclarar algunos puntos.

Toda ciudad debe estar preparada para enfrentar los cambios que produce una dinámica de crecimiento inevitable; entre ellos, resolver el grave problema urbano que se genera en los sectores de “borde”, con el aumento diario del parque automotor, y la necesaria integración de las comunas que, producto del desarrollo de la ciudad, tienen que abrirse a vías de paso de quienes residen en la periferia. Esto, y como ha sido siempre en Vitacura, cuidando permanentemente el carácter residencial de su territorio. Estimado lector, en este plano, quiero informarle que el 75% de esta comuna está reservado para viviendas unifamiliares de dos pisos y cuenta con la mayor cantidad de áreas verdes por habitante de la Región Metropolitana (40,44 m{+2}/hab. “El Mercurio” 03.09.08).

Es el plano regulador comunal el que nos permite normar los distintos factores que involucra esta evolución urbana y que, algunas veces, contrapone visiones en temas de densidades, alturas y usos de suelo. Por ejemplo, mucho se ha hablado sobre los edificios construidos al costado del colegio Las Ursulinas y en el sector de la rotonda Pérez Zujovic, dándome la oportunidad de aclarar que dichos permisos fueron producto de normas de cuando Vitacura era parte de la comuna de Las Condes el año 1981, y que nuestra comuna, con sus arquitectos urbanistas, reemplazó el año 2000 con su propio plan regulador, evitando, o al menos minimizando, los conflictos que generaba a los residentes el crecimiento de la comuna con la normativa anterior. Al mismo tiempo, el nuevo plan reemplazó las normas, más permisivas, del plan regulador metropolitano de Santiago en el sector de la comuna al norte del río Mapocho.

Sin embargo, no quiero desviarme en el tema que nos atañe actualmente a todos y que creo necesario acotar: En este plebiscito se plantean tres soluciones diferentes para tres casos distintos, que tendrán aplicación en sectores que representan menos del 5% del territorio comunal, propuestas que han sido solicitadas por los vecinos de los barrios respectivos.

En la primera materia, la Av. Monseñor Escrivá de Balaguer, tal vez la propuesta donde existe una mayor divergencia entre sus vecinos, se propone cambiar las actuales normas del sector para permitir una altura máxima de entre cuatro y seis pisos, similar a lo existente en calle Luis Carrera frente al Club de Polo, incrementando al mismo tiempo las áreas verdes y renovando el espacio público. Ello por cuanto es cierto que quienes hoy viven en casas unifamiliares frente a dicha vía han visto y verán cambiada su calidad de vida, por enfrentar una vialidad de carácter metropolitano proyectada desde el año 1960 en el plan regulador metropolitano de Santiago, como es la Av. Costanera Sur.

Una segunda materia dice relación con modificar la altura permitida en un sector de la Av. Kennedy oriente, donde hoy se pueden construir siete pisos, norma que no ha provocado ninguna renovación del área, donde proliferan locales de venta de gas, de veterinaria, tiendas de mascotas, de neumáticos y lavado de vehículos, reemplazándola por una norma que permita construir edificios de 12 pisos con destino habitacional, oficinas corporativas y hoteles, también acompañado de la obligación de mejorar el espacio público y soterrar el cableado aéreo.

Alonso de Córdova-Nueva Costanera es la tercera propuesta y contempla crear un boulevard comercial con arquitectura continua de tres pisos parejo máximo por A. de Córdova, excepto en las intersecciones con A. Vespucio y Vitacura, donde se permitiría una altura de 12 pisos. Por su parte en Nueva Costanera se propone subir los cinco pisos actuales a un máximo de nueve, lo cual obedece a graduar las alturas con los edificios de 25 pisos emplazados por Av. Bicentenario, los cuales se aprobaron con las normas expresadas en el plano regulador de la comuna de Las Condes del año 81, y corresponde a un loteo DFL 2 con construcción simultánea.

En todos los casos con la obligación de remodelar el espacio público sobre la base del proyecto municipal, incluyendo amplias veredas, cableado subterráneo, nuevas luminarias y aumento de la arborización.

Es mi deber advertir que los cálculos de aumento de habitantes y vehículos que algunos han hecho sobre las tres propuestas que se plebiscitan no tienen asidero lógico alguno. El dato objetivo que entregan las cifras oficiales es que, en el transcurso de mi gestión, la población residente en Vitacura se ha mantenido, con una leve tendencia a la baja, como lo indica el censo entre 2000 y 2008 con una baja de habitantes del -0,7%.

Las puertas de la municipalidad y su página web están abiertas y a su disposición con todos los antecedentes. Los invito a participar y debatir en el campo de las ideas y propuestas, no con descalificaciones que poco aportan.

Es fundamental su opinión, cualquiera ella sea, y tengan la seguridad de que este alcalde respetará y asumirá como propio el resultado que arrojen las urnas.

————————————————————————————–

Nota informativa sobre el tema:

Porque “Defendamos la Ciudad” respalda  a los vecinos de Vitacura.

Fuente: Defendamos la ciudad, 13 de marzo 2009

El próximo domingo 15 de marzo, los 56 mil residentes inscritos en los registros electorales de la comuna de Vitacura deberán votar, con todas las formalidades que prescribe la legalidad Electoral, si apoyan las propuestas municipales orientadas a aumentar aún más el crecimiento inmobiliario, vía densificación, o bien si optan por mantener en 3 sectores determinados las actuales reglas del juego establecidas en la Ordenanza del Plan Regulador Comunal (PRC).

Por 1ª  vez, los ciudadanos  podrán ejercer el derecho de decidir sobre aspectos relevantes del desarrollo urbano de su comuna.

Ello ha sido posible, gracias  a la voluntad de un responsable e informado grupo de vecinos que se opusieron enérgicamente a la idea municipal de cambiar las condiciones de edificación en determinadas zonas para que ciertos grupos inmobiliarios pudieran hacer negocios a su amaño. Naturalmente, la propuesta municipal era secundada por todos aquellos particulares que teniendo viviendas unifamiliares en el sector a modificarse, querían  hacer una ganancia rápida con la venta sus inmuebles a demolerse, pero sin detenerse a pensar en los perjuicios que sufrirían los vecinos del entorno.

Lograr esta oportunidad de expresión vinculante de la voluntad popular mediante un plebiscito,  no ha sido fácil para los vecinos preocupados de la  calidad y estilo de vida e identidad barrial de su comunidad.  La imposición arbitraria y discrecional de modificaciones de los planes reguladores, ha sido una práctica habitual de la gran mayoría de los Alcaldes de nuestro país.

En nuestro ordenamiento jurídico institucional, la iniciativa de modificación de los Planes Reguladores Comunales es una prerrogativa exclusiva de los Alcaldes. Con relación a ella, el Concejo Comunal, solo tiene la facultad de aprobarla o rechazarla; el Gobierno central, de velar por su compatibilidad con los instrumentos de regulación urbana regional y nacional; y la Contraloría General de la República, de velar, por que las decisiones de los anteriores se sujeten a derecho. El derecho de los vecinos se reduce exclusivamente a conocer la iniciativa alcaldicia y a formular por escrito sus observaciones; pero es prerrogativa del Alcalde, su consideración.

Ante la negativa del Alcalde de Vitacura, a considerar el interés de los vecinos preocupados del asunto, éstos lo instaron a que se implementasen los mecanismos establecidos en la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, para que ésta materia fuera resuelta democráticamente en un plebiscito. Ante la negativa del Alcalde a hacerlo por decisión del Gobierno Municipal, los vecinos optaron por el engorroso camino de recolectar las firmas ante notario, del 10% de  los ciudadanos inscritos en el registro electoral de la comuna. Con gran esfuerzo lo lograron; sin embargo el Alcalde se negó a proceder a la implementación del plebiscito, de acuerdo a los establecido en la Ley. Fue la Contraloría General de la República la que obligó al alcalde a permitir que los vecinos se expresaran mediante un plebiscito.

La opción en juego son más torres comerciales y habitacionales, con el obvio incremento del parque automotor en calles ya colapsadas, o  mantener las condiciones actuales.

A pesar de que hay otros cambios urbanísticos en carpeta, la autoridad municipal decidió que la ciudadanía podía pronunciarse en el plebiscito, solo respecto a tres sectores; los cuales están descritos en www.salvemosvitacura.cl

ANTECEDENTES DEL CONFLICTO URBANO EN VITACURA

Si bien existían pequeños poblados como “Lo Gallo” y “Lo Beltrán”, la ocupación urbana del territorio de Vitacura, que hasta inicios de los 90 formaba parte de la Comuna de Las Condes, se intensifica en la década de los 50 y 60; configurándose un habitat urbano con una alta integración social y una armónica relación con el medio ambiente, que le fue dando un sello de identidad propia de “barrio bello y tranquilo”. La ausencia de ocupación urbana en los terrenos aledaños a la Av. Kennedy, y la escasa conectividad con el resto de La Comuna de Las Condes, infundieron una clara y diferenciada identidad a sus habitantes.

Dicha armonía comienza a ser alterada a fines de los 70, por la presión que ejercieron poderosas Empresas Inmobiliarias ante el Gobierno de la época,  para el traslado forzoso a otras comunas, de los pobladores aledaños al Río, que laboraban en las actividades de servicio doméstico y de mantención de los hogares de Vitacura.

A su vez, desde el sector sur-poniente de la actual comuna, se inició todo un proceso de re-urbanización en que las inmobiliarias, demolían casas con frondosa vegetación, construyendo altas torres, sin contar con una adecuada regulación urbana y ambiental, por parte de las sucesivas autoridades municipales de la Comuna de Las Condes. La Av. Vitacura, eje vial de la Comuna, se fue transformando, en un adefesio combinado de torres, restaurantes, ventas de autos y casa comerciales. Cada vez más, se incrementó el flujo vehicular, con grandes atochamientos en horas picos, en los principales accesos a la comuna.

La calidad de vida de Vitacura, se había venido deteriorando aceleradamente. La esperanza de revertir dicho proceso, no fue satisfecha con la autonomía comunal, que se inicia plenamente con la elección del 1º Concejo Comunal de Vitacura, el año 1992. Por muchos años el Municipio hace noticia por los conflictos al interior de su Concejo Municipal, sobre todo, en torno a materias de regulación urbana. El orden llega, con la elección de un Concejal de Las Condes (Torrealba) en la función Alcaldicia; el cual logra canalizar el conflicto urbano.

Si bien, con Torrealba se modifica el estilo de gestión urbana, la fuerte presión inmobiliaria, lo lleva a permitir el incremento de densidades en diversas partes de la comuna, suscitando la reacción de diversos grupos vecinales, que se sentían afectados.  Una parte significativa de los coordinadores o dirigentes de estos grupos, van tomando conciencia de que hay un problema de Bien Común; que hay una diversidad de visiones que se requiere concordar en función de un desarrollo urbano social y ambientalmente sustentable de la Comuna. Se configura un movimiento ciudadano organizado, que pasa a denominarse “Salvemos Vitacura”.

Opinión de “Defendamos la Ciudad”

Los vecinos representados por “Salvemos Vitacura”, gracias  a su organización, esfuerzo, tenacidad y el asertivo liderazgo de Rodolfo Terrazas, ya han obtenido logros importantes:

Han logrado interpretar y canalizar la preocupación de los vecinos, representándola públicamente. No a todos. Los que desean hacer negocio, con la valorización de sus terrenos por incremento de densidad, no están con el movimiento.

Han lograron romper el cerco comunicacional de una prensa que normalmente no le da cabida a las reivindicaciones de los movimientos vecinales.

Han logrado elaborar y consensuar propuestas alternativas a las de las grandes inmobiliarias y de la autoridad municipal.

Han desarrollado exitosas campañas de recolección de firmas, en respaldo de los intereses de los vecinos, en los barrios amenazados por la acción de las grandes inmobiliarias.

Ante las negativas de enmendar por parte de la autoridad municipal, resolvieron solicitar, la plebiscitación de las modificaciones al Plano Regulador, que ésta pretende imponer.

Rechazada ésta petición, procedieron a realizar una campaña de recolección de firmas ante notario; ya que la Ley establece la obligatoriedad de realización de plebiscito para definir éstas materias, cuando ello es demandado por el 10% de los ciudadanos inscritos en los registros electorales de una comuna. Exigencia difícil de cumplir, por el hecho de que deben ser firmas ante notario. Ellos lo lograron.

Ante la negativa del Alcalde a cumplir con la Ley, recurrieron a la Contraloría, la cual dictaminó la obligatoriedad de la realización del Plebiscito; el cual se llevará a cabo éste domingo.

No nos cabe la menor duda, de que por la esforzada tenacidad de “Salvemos Vitacura”, ya se ha logrado al menos, que la propuesta de la Autoridad Municipal, se haya ido adecuando, considerando parcialmente algunos intereses vecinales y unos pocos criterios de sustentabilidad ambiental, lo que no sucedió con las modificaciones de los Planes Reguladores de Ñuñoa y gran parte de las Comunas de la R.M.

Pero lo más relevante y emblemático, es que gracias a la movilización de los vecinos y la acción de  Contraloría; por primera vez, se realizará un plebiscito vinculante en nuestro país. Gane el SI o gane el NO, podremos decir que hemos logrado más participación ciudadana y más Democracia en nuestro País”. Ello es un ejemplo que fortalece las esperanzas de los diversos movimientos ciudadanos que han ido surgiendo en Santiago. Ellos han reivindicado el principio de que “los ciudadanos tienen el derecho y la responsabilidad de decidir con relación a los términos en que se orientará el desarrollo urbano del territorio del cual son dueños y usuarios”. Eso es lo destacable, serán los ciudadanos los que decidirán cómo desean vivir en el futuro, lo que es un hecho inédito en Chile y que debería ser replicado en todas la comunas. Pero, aunque tenemos la plena convicción que ganará el NO en el plebiscito, no podemos perder de vista que si los votantes no llegan al 50% de los inscritos en los registros electorales, este ejercicio democrático no producirá efecto. Advertimos que, ante una eventual abulia ciudadana, el municipio estará en óptimas condiciones para seguir modificando las normas urbanísticas de acuerdo a sus propias motivaciones, con lo cual los especuladores inmobiliarios quedarán muy satisfechos.

Jorge Cisternas Z.

Defendamos la Ciudad.

P.S.: Nos llama profundamente la atención que, los diputados del distrito, Julio Dittborn y Cristián Monckeberg, los senadores de la circunscripción, Soledad Alvear y Pablo Longueira, no hayan a la fecha formulado ninguna declaración pública llamando a la participación ciudadana en el plebiscito. No les pedimos que apoyen a una u otra postura, porque sería complicado para ellos expresar sus preferencias, pero sí que inviten a sus electores a ejercer la democracia. Y es más, los candidatos presidenciales también deberían estimular a la ciudadanía de Vitacura a que cumpla con su deber de decir SI o NO a la propuesta del alcalde Torrealba.

————————————————————————————————————–


ARROLLADOR TRIUNFO DE LA CIUDADANIA EN VITACURA

Fuente: www.facebook.com 15 de marzo 2009


Por Moisés Sherman,


Saludamos a los vecinos y vecinas por el triunfo del No en Vitacura, en especial a nuestra organización hermana Salvemos Vitacura y a todos y cada uno de sus miembros.

De acuerdo a resultados preliminares con más del 60% de las mesas escrutadas, las vecinas y vecinos de Vitacura rechazaron las tres propuestas al Plan Regulador Comunal que proponía el Alcalde Torrealba por una abrumadora mayoría cercana al 70%.

El Plebiscisto es vinculante ya que votó más del 54% de los inscritos en los registros electorales de la comuna.
Este resultado impide la densificación indiscriminada de la comuna que solo favorecía a la Industria Inmobiliaria y a los especuladores del suelo.

Por otra parte, muestra el único camino posible para defender nuestros barrios, nuestro patrimonio, nuestro medio ambiente; en definitiva la sustentabilidad de nuestras ciudades, nuestra calidad de vida y el futuro de nuestras familias.

Con Participación Ciudadana activa y vinculante en todas las esferas del Gobierno Comunal, también seremos capaces en Ñuñoa de alcanzar una comuna a escala humana, inclusiva y sin discriminaciones de ninguna índole.

Les llamamos a retomar nuestras banderas alegres, entusiastas y activos.

Comisión de Comunicaciones y Difusión
Red Ciudadana por Ñuñoa

www.redciudadanapornunoa.cl

———————————————————————————-

En primer plebiscito comunal vinculante del país:
Amplio rechazo de los vecinos de Vitacura a modificar las alturas de las edificaciones

El último informe del municipio, con el 80% de las mesas escrutadas, daba una amplia ventaja a la opción “No”.

Fuente: EL MERCURIO, 16 marzo 2009

Una amplia mayoría de los vecinos de Vitacura rechazó ayer las propuestas del municipio para modificar la altura de las edificaciones en sectores de la comuna en el primer plebiscito vinculante del país.

A las 19:30 horas de ayer, el alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba, apareció en la sala del concejo comunal del Centro Cívico e informó que la opción “No” había logrado una clara ventaja en las tres propuestas del municipio, con un promedio de rechazo de 75% de los votos válidamente emitidos y con el 80% de las mesas escrutadas.

La primera era aumentar a 4, 5 o 6 pisos la altura máxima de edificación en la vereda sur de Escrivá de Balaguer, entre el Club de Polo y la calle Guaraníes, actualmente un sector de casas de dos pisos. La segunda, subir el límite de construcción de avenida Kennedy Oriente a 7 y 12 pisos, entre las calles Corte de Apelaciones y Benito Juárez, un sector que tiene permitido entre 5 y 12 pisos, aunque hoy predominan las casas de un piso.

La tercera consistía en homogeneizar en tres pisos las alturas en el sector comercial de Alonso de Córdova (salvo en las intersecciones con Vespucio y Vitacura, donde sería de 12 pisos), y dejar en 5 y 9 pisos la cota en Nueva Costanera.

Los ciudadanos decidieron no aprobar estas modificaciones, por lo que las alturas en la comuna permanecerán tal cual como están hoy.

Para que el plebiscito sea vinculante, es decir, que cuyo acatamiento sea obligatorio para el municipio, debían votar al menos el 50% más uno de los 55 mil electores de la comuna.

El último cómputo entregado ayer por la municipalidad arrojó el 65% de sufragios válidamente emitidos. Para hoy se espera el resultado definitivo.

Disputa vecinal

Hace cuatro años nació la idea de aumentar las alturas en Escrivá de Balaguer, una avenida con casas de dos pisos. La oposición vecinal dio origen a la agrupación “Salvemos Vitacura”, quienes llevaron la disputa de este y otros sectores a la Contraloría. Este organismo resolvió que el municipio debía llamar a un plebiscito para zanjar el asunto.

Hasta en carritos de golf llegaron a votar en Vitacura
Pasado el mediodía se constituyó el total de las mesas.

Recién a las 16:40 horas, las 233 mesas, donde se votó ayer por la opción “Sí”o “No” en el plebiscito, habían sido constituidas. Las primeras mesas que se establecieron a las 7 horas cerraron a las 16 horas, pero las últimas se extendieron hasta pasadas las 22 horas. Con mucha lentitud se desarrolló el proceso de votación durante la mañana. Pero a medida que iban avanzando las horas y aumentando el calor, llegaban cada vez más residentes a sufragar.

Como ya se ha practicado en otras elecciones, algunos vecinos más cómodos ocuparon carritos de golf instalados por la municipalidad para trasladarse entre las pocas cuadras que separaban el corte de las calles con los respectivos lugares de votación: el Colegio Sagrado Corazón de Manquehue y el Saint George, para los hombres, y el Liceo Amanda Labarca, el Colegio San Pedro Nolasco y la Alianza Francesa, para las mujeres.

A mediodía, los respectivos delegados calculaban que cerca del 50 por ciento de los residentes de la comuna ya había votado.

Según los datos de la 37 Comisaría de Vitacura se produjeron atochamientos durante el día en avenida Manquehue y Vitacura.

Interpretaciones distintas

CRISTIÁN WARNKEN
Escritor y residente de Vitacura

“Estoy feliz con el resultado. Ahora tienen que mostrar grandeza el alcalde y ‘Salvemos Vitacura’. Se abre la posibilidad de consensuar posiciones y llegar a un plano regulador de excelencia que respete la tradición del barrio”.

MANUEL HERNÁNDEZ
Pdte. Junta de vecinos Kennedy Oriente

“Nunca estuve de acuerdo con el plebiscito porque fue un nuevo ‘gallito’ entre el alcalde Torrealba y su opositor Terrazas. Los resultados no favorecen a la comunidad. Este egoísmo terrible ha condenado y sepultado a Kennedy”.

CLAUDIO RIVERA
Vocero de vecinos E. de Balaguer

“Los resultados confirman que el plano regulador es una materia que no puede tratarse en un plebiscito. Ante el desconocimiento absoluto la gente va y vota de buena fe por lo conocido, pues tiene temor de lo que no conoce y no comprende. De otra manera no se explica la mayoría del ‘No’ cuando arquitectos de connotada trayectoria estudiaron y aprobaron las modificaciones que se proponían y las recomendaron. Este plebiscito nunca se debió llevar a cabo”.

CRISTIÁN MONCKEBERG
Diputado RN y habitante de Vitacura

“Aquí los vecinos se han pronunciado en forma clara: quieren una comuna residencial, con la menor densidad y altura posible. Y ahora lo que queda es seguir esa línea”.

JULIO DITTBORN
Diputado UDI y Residente de la comuna

“Esto es un resultado políticamente potente. Un triunfo categórico para la gente que quiere una comuna básicamente residencial. La municipalidad tiene que tener extremo cuidado en otorgar permisos de construcción en altura”.

ALCALDE RAÚL TORREALBA:
“Esto no es una contienda política, sino una discusión ciudadana”

Minutos después de dar a conocer los resultados del plebiscito, el alcalde afirmó a “El Mercurio” que “aquí no ha habido ninguna contienda política entre fulano y sutano, sino que ha sido una discusión ciudadana sobre la imagen urbanística de la comuna, que se ha resuelto con una voluntad muy clara”.

“No lo interpreto como un hecho político ni como una derrota; por el contrario, estoy contento que hayamos podido hacer un plebiscito impecable. El grupo Salvemos Vitacura hizo lo que ellos creían que era lo correcto y tienen todo el derecho. No tengo ningún resquemor al respecto. Lo único que pido es que esto se discuta en el plano de las ideas y propuestas, y no de las descalificaciones”.

“No se olvide -agregó- que quien aprobó el actual plan regulador, que limita las alturas, fui yo. El tiempo va a permitir que esto se analice en su contexto y estoy contento porque los vecinos han manifestado su opinión”.

“Me esperaba estos resultados”, confesó el edil.

RODOLFO TERRAZAS, DE “SALVEMOS VITACURA”:
“Son votos de repudio a las políticas urbanas del alcalde”

“Yo creo que este es un voto de repudio a las políticas urbanísticas que ha ido emprendiendo el alcalde de Vitacura. Por mucha publicidad que trate de hacer para que la gente piense manera distinta, los hechos demuestran que los vecinos deben levantarse por las mañanas viendo edificios frente a su casa, o la congestión vehicular que se produce por la planificación inadecuada de la estructura vial. Todos estos ejemplos son demostraciones de que las cosas se están haciendo muy mal en Vitacura”, dijo ayer el líder de la agrupación de vecinos “Salvemos Vitacura”, quien ayer votó en el colegio Sagrados Corazones de Manquehue.

En 2005 creó este movimiento para impedir el cambio del plan regulador que permitiría la construcción de edificios de altura en la avenida Escrivá de Balaguer. En las pasadas elecciones municipales se postuló a alcalde. El edil Torrealba fue reelecto, pero bajó su anterior votación de 71% a 56% y Terrazas alcanzó un 32% de los sufragios.

————————————————————————————————————–

Participemos de la democracia, plebiscitos y cambio de constitución.

La renovación de la política, participación ciudadana y plebiscito programático.

Fuente: www.facebook.com, 16 de marzo 2009

Una encuesta dada a conocer el 7 de Enero 2009 revela: “Los peor evaluados son el Congreso con un 20% de confiabilidad, los tribunales de justicia con un 17% y en último lugar los partidos políticos con un 8%.”(1)

La razón principal del desprestigio de la política y los partidos es la ausencia de participación ciudadana. Existe una molestia por esta carencia y requerimientos permanentes de la gente: para participar decisoria y directamente en la toma de decisiones que afectan trascendentalmente sus vidas.

El pueblo está cansado que su opinión se limite, fugazmente, al momento de elegir sus representantes y luego se les vuelva a considerar solamente en la próxima elección.

ES IMPRESCINDIBLE UNA RENOVACIÓN PROFUNDA DE LA POLÍTICA.

Durante el proceso previo a la elección del futuro presidente y parlamentarios debiera hacerse, simultáneamente con las primarias abiertas, -si se materializan-, un Plebiscito Programático sobre las materias fundamentales. Aunque no existan primarias puede y debe realizarse. “El 72% de los encuestados prefiere que los partidos elijan a sus candidatos a través de primarias.” (2) y (3)

Los ciudadanos tenemos el derecho a ser consultados, opinar y resolver. Las autoridades tienen el deber de hacerlo. Es el modo concreto en que se expresa la voluntad de las personas sobre las condiciones en que desean vivir. Esto estimulará y mejorará el debate político, desarrollará la tolerancia por las ideas diferentes e ilustrará a los chilenos sobre las propuestas del pueblo y de los candidatos frente a las necesidades existentes. Es muy importante porque se constituye un compromiso concreto, ético y moral para que los futuros gobernantes o servidores públicos cumplan la voluntad, la decisión de la gente a quienes representan: sus representados o sus mandantes.

Todo ello contribuirá a una renovación de la política, a un protagonismo decisorio de los ciudadanos y que sus opiniones sean consideradas y vinculantes para sus representantes. Contribuirá a respetar la dignidad de cada persona. Se enriquecerá nuestra democracia.

No existe razón alguna para que no se consulte a los ciudadanos. (8)

ALGUNOS TEMAS FUNDAMENTALES PARA PLEBISCITAR

1.- INCORPORACIÓN DEL PLEBISCITO, y REFERÉNDUM EN LA CONSTITUCIÓN:
Plebiscito o Referéndum que pueden ser convocados por el Presidente, los Parlamentarios y por un número establecido de ciudadanos. (4)

2.– REVOCATORIA DE LAS AUTORIDADES ELEGIDAS. Cuando la autoridad no cumple sus compromisos o lo hace en forma corrupta los ciudadanos pueden destituirlas de sus cargos antes que finalice el período oficial. (5)

3.-FRENTE AL CENTRALISMO:
Ø Elección de intendente y consejeros regionales. (6)
Ø Autonomía, formas de autogobierno y recursos propios de las regiones.
Ø Estímulos para desarrollar las regiones:
– Medidas para la creación de empresas en las regiones.
– Disposiciones para mejorar las condiciones y estímulos económicos al trabajo en las regiones.

4.– PRESUPUESTO MUNICIPAL PARTICIPATIVO: Este es un instrumento de la mayor importancia pues permite a los ciudadanos deliberar y tomar decisiones vinculantes sobre la asignación de recursos, para solucionar los problemas más importantes de su barrio, sector o la comuna. De este modo se da transparencia, se fiscaliza el uso de los recursos municipales y se invierte mejor en las necesidades que la propia comunidad considera prioritarias.

5.-EXPRESIÓN DE LA VOLUNTAD DE UNA NUEVA CONSTITUCIÓN POLÍTICA. Decisión sobre establecer una Asamblea Constituyente y elección de sus miembros.

6.- Avanzar decisivamente en la INTEGRACIÓN DE LAS NACIONES DE AMÉRICA LATINA para construir su unidad. (7)

7.-Plebiscitar otras materias de interés público.

La participación ciudadana a través de plebiscitos es fundamentalmente una decisión de voluntad política. La posibilidad de participar en plebiscitos es altamente valorada por los chilenos. Su implementación no es difícil. Nuestro Movimiento por la Consulta y los Derechos Ciudadanos ha comprobado en la práctica el entusiasmo con que las personas colaboran voluntariamente en su implementación y el éxito con que la ciudadanía participa. (8) En la historia siempre han existido pretextos para no democratizar la sociedad. Por ejemplo, costo mucho que las mujeres pudieran sufragar. Son falsas las argumentaciones que es caro y difícil organizar una consulta a los ciudadanos. Es por eso que tenemos la seguridad que los plebiscitos, referéndums serán un gran aporte a la democracia y pueden cambiar la mirada de indiferencia y agotamiento de la política actual en Chile.

Notas:

(1) Encuesta CEP, Centro de Estudios Públicos, citada por el diario El Mercurio.
(2) Encuesta CEP, Centro de Estudios Públicos, diario El Mercurio 7 de Enero 2009.
(3) La democracia tiene un enorme contenido ético iguala a los desiguales. Es la idea más revolucionaria de la historia. Es un derecho elemental que los ciudadanos decidan lo que puede afectar su vida, la de su familia y la existencia de toda la población. En Chile, esto no se permite.
Actualmente, los chilenos se sienten que acudiendo a votar no se está participando, decidiendo nada fundamental. En el presente, el Presidente o Presidenta, en los hechos, es elegida por los votos de solamente alrededor del 25% de todos los chilenos mayores de 18 años.
La democracia en Chile es anacrónica, no ha avanzado nada desde el año 1990. Han transcurrido 20 años desde el último Plebiscito.
Hoy ya es posible consultar a los ciudadanos: todas las decisiones fundamentales mediante internet y otros procedimientos electrónicos.
(4) En Chile, el ciudadano, a los 40 años de edad, sólo ha podido expresarse en 15 oportunidades y exclusivamente para elegir a sus representantes o servidores públicos. En muchos países la situación es distinta: en Suiza, por ejemplo, se consulta a la ciudadanía desde la decisión de ingresar a las Naciones Unidas hasta el aumento de los impuestos… La opinión del ciudadano suizo, a los 40 años, ha sido considerada más de 1.000 veces. A los chilenos no se nos consulta sobre la Reforma a la Salud, de la Educación, los Tratados de Libre Comercio con otros países. Vivimos una democracia limitada y anacrónica. No han existido modificaciones sustanciales desde el año 1990. Han transcurrido 20 años desde el último Plebiscito.
Las formas de participación ciudadana directa no son una ilusión. Existen, tanto en naciones del hemisferio sur como en el norte, desde hace muchas decenas de años: el Plebiscito, Consulta Ciudadana y Referéndum, existen en otros países como Alemania, Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Dinamarca, España, EEUU, Estonia, Finlandia, Francia, Irlanda y la República de Irlanda, Italia, Gran Bretaña, Letonia, Lituania, México, Noruega, Panamá, Perú, Suecia, Suiza, Uruguay, Venezuela…
Simultáneamente a la elección presidencial de Obama, en EEUU se realizaron 153 plebiscitos en 36 estados.
(5) El Programa de la Reforma de Francia en 1848 expresa: “Los Gobernantes en una democracia bien constituida solo son los mandatarios del pueblo y deben ser responsables y revocables.” En Suiza desde el año 1848 está regulado en el ámbito constituyente. Existe en 26 Estados de EEUU de N. América. La primera entidad gubernamental en adoptar la destitución fue la ciudad de Los Ángeles -hace más de un siglo- en el año 1902. Actualmente existe en Argentina, Bolivia, Colombia, México, Perú, Venezuela, -en el segundo y en este último país incluye hasta el Presidente de la República. (6) La elección, por los ciudadanos en votación popular, de las autoridades del gobierno de las regiones es un derecho muy antiguo y que existe en muchos países. En Chile resulta incomprensible que a los ciudadanos se les considere con capacidad para elegir Presidente de la República, Alcaldes y Parlamentarios y no puedan elegir al Intendente (Presidente de una Región), Gobernadores (Presidente de una Provincia) y los Consejeros Regionales. (7) Hace 65 años, el francés y el alemán que combatían en las trincheras uno contra otro, habrían considerado una utopía imaginar que sus nietos tendrían doble ciudadanía: la del país donde nació y la ciudadanía de la Unión Europea; pasaportes comunes y que vivirían y trabajarían en una Europa sin fronteras, con moneda común, parlamento europeo… El proceso de 63 años de progresiva unidad es el mayor período de su historia sin guerras. ¿Cual sería la respuesta de los ciudadanos de América Latina se les consultara, en un plebiscito, si sus naciones deben integrarse?
(8) CONSULTAS ORGANIZADA POR LOS CIUDADANOS: En el año 1987 con el Comité de Elecciones Libres hicimos el primer plebiscito en la Región del Bio Bio. Participaron alrededor de 50.000 personas. En el año 2.000 se realizó una nueva CONSULTA EN LA REGIÓN DEL BIO BIO , porque se iba a privatizar EL AGUA POTABLE, ESSBIO. Sufragaron con su carné de identidad: 136.783 personas. Nuestro Movimiento por la Consulta y los Derechos Ciudadanos: ha realizado un enorme proceso de educación cívica y de participación directa de las personas.
ES PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA DE CHILE, QUE SE HAN EFECTUADO, EN FORMA SISTEMÁTICA, 53 CONSULTAS CIUDADANAS. LAS HEMOS REALIZADOEN: Santiago, Concepción, Talcahuano, Lebu, Chillán, Los
Ángeles, Quilpue, Viña del Mar, etc. En algunas ciudades varias veces.

Plebiscito en Concepción:
HAN VOTADO 253.162 (hasta Mayo 2008) CHILENOS CON SU CARNÉ DE IDENTIDAD Y FIRMANDO EL REGISTRO.
SUFRAGANDO EN LUGARES PÚBLICOS: Colegios, Juntas de Vecinos, Sindicatos, en las Calles, etc.

——————————————————————————-

Una mirada al proceso de plebiscito en Vitacura

Fuente: www.danaemlynarz.cl 16 marzo 2009

Por primera vez en nuestro país se desarrolla un plebiscito comunal vinculante para definir un tema tan importante para la calidad de vida de los vecinos y vecinas como es el Plan Regulador Comunal.

Hoy todos y todas hablan que triunfo la democracia y que se acatará lo que los vecinos y vecinas expresaron, pero el proceso no fue tan simple. Al contrario fue una lucha que deja en evidencia elementos bastante significativos de las democracias a nivel local.

En primer lugar este plebiscito nació de la desesperación de los vecinos y vecinas de no ser escuchados por sus autoridades locales, quienes querían desarrollar una modificación al Plan Regulador y cambiar el sentido residencial y apacible de sus barrios.

Todo proceso de modificación de un plan regulador comunal tiene por ley un espacio para la participación ciudadana donde los vecinos expresan sus observaciones sobre los proyectos presentados por la autoridad comunal. Sin embargo, todos quienes hemos participado de estos procesos sabemos que son insuficientes y las autoridades pueden no considerar la voz de los vecinos, aún cuando esta sea mayoritaria como lo demuestra el caso de Vitacura.

Más aún, hoy se encuentra en trámite legislativo una modificación a la ley General de Urbanismo y Construcción en esta materia que no incluye una real participación de los vecinos y vecinas, que sea vinculante y establezca el plebiscito como solución en caso de diferencia de opiniones. Quizás es la oportunidad para que vía indicación parlamentaria se pueda mejorar este marco legal.

Los vecinos y vecinas de Vitacura no fueron escuchados por sus autoridades y por eso tuvieron que juntar firmas para convocar a un plebiscito. La ley señala que es necesario reunir un 10% del padrón electoral de la comuna pero estas firmas además, deben ser notarializadas lo que tiene un costo de a lo menos 500 pesos por firma. Es decir, los vecinos y vecinas de Vitacura tuvieron que buscar firmas y además recursos económicos para poder llevar las firmas como lo señala la ley.

Una vez que reunieron las firmas las llevaron al Alcalde y este se negó a desarrollar el plebiscito, no siendo nuevamente escuchados por sus autoridades locales.

Los vecinos y vecinas de Vitacura tuvieron que recurrir al Tribunal Electoral y a la Contraloría General de la República y sólo después del pronunciamiento de estas instancias el Alcalde tuvo que hacer un plebiscito para escuchar la voz de los vecinos.

La única opción de hacer el plebiscito era en marzo puesto que dicha instancia democrática solo puede desarrollarse ocho meses antes de una elección, los vecinos y vecinas de Vitacura tuvieron que volver a juntar recursos para comunicar en menos de 2 semanas al resto de los vecinos que tenían que votar para que el plebiscito fuera vinculante, ya que la ley señala que se requiere que vote más del 50% del padrón electoral para ello y además, informar que significaba votar no.

He escuchado opiniones de que la gente voto desinformada, de si entendían o no lo que votaban, la crítica de los locatarios por la ley seca. Pero no he escuchado con la fuerza requerida que aquí ganaron los vecinos y vecinas, que lo hicieron lo mejor posible contra viento y marea. Aquí fue la ciudadanía la que se movilizó e hizo posible un plebiscito vinculante por primera vez en Chile con todas las dificultades que nos pone la ley para poder opinar sobre el lugar donde hemos decidido vivir.

Esta es una oportunidad para revitalizar el poder de la ciudadanía organizada, que debe trabajar unida y organizada, así como también para cambiar todas aquellas trabas legales que no nos dejan participar y decidir sobre aspectos tan fundamentales como las características de nuestro barrio y entorno.

Proyecciones del NO de los vecinos de Vitacura a propuesta del alcalde

Proyecciones del NO de los vecinos de Vitacura a la Propuesta del Alcalde

Fuente: elciudadano.cl 16 marzo 2009

En el primer plebiscito comunal realizado en Chile, ayer los vecinos de Vitacura dijeron NO a las modificaciones del plano regulador en tres sectores de la comuna que impulsaba el alcalde Raúl Torrealba, cuya esposa es accionista de una inmobiliaria. Dirigentes de los vecinos de Vitacura, Peñalolén y de movimientos ciudadanos valoran la experiencia, que abre la discusión sobre los restringidos espacios a la participación ciudadana y la destrucción de los barrios.

Con más de un 90 por ciento de las mesas escrutadas, un mayoritario 77,59% por ciento de los votantes de la comuna más rica de Chile dijeron NO el día de ayer a la especulación inmobiliaria auspiciada desde el municipio.

La votación es inédita en Chile al ser el primer plebiscito vinculante, en el que participó un  70% de los vecinos de la comuna inscritos en los Registros Electorales.

El plebiscito fue convocado por la agrupación de vecinos Salvemos Vitacura, que tuvo que recurrir a la Contraloría para su realización, ya que el alcalde Raúl Torrealba (RN) se negó a aceptarlo.

La consulta hacía referencia a 3 modificaciones al plan regulador de dicha comuna. La primera, que proponía elevar la altura máxima permitida a seis pisos en Escrivá de Balaguer, fue rechazada por el 80,41% de los votos. El apoyo a este ítem fue de un 19,59%.

La segunda correspondía a aumentar a 9 pisos la altura permitida en Alonso de Córdova y edificar un boulevard, propuesta que fue rechazada por el 70,87% de los votantes. Un 29,13% dijo Sí a dicha modificación.

La tercera propuesta era elevar a 12 pisos la altura máxima de edificación en Kennedy Oriente, a la altura de Fernando de Argüello, la que fue rechazada por el 77,12% de los votos. Un 22, 88% de los vecinos aprobó dicho cambio.

Decenas de personas celebraron el triunfo de la opción NO en el frontis del colegio Sagrados Corazones y con caravanas de autos que recorrieron la comuna. Germán Picco, de Salvemos Vitacura, destacó a El Ciudadano que “hay un empoderamiento de las personas respecto de los procesos de participación. Hemos demostrado que los plebiscitos son una herramienta para obligar a los municipios a hacer consultas a los vecinos cuando no hay acuerdo”

Daniel Jadue, sociólogo y arquitecto, valora que “personas que han votado toda su vida por el mercado, hoy han votado en contra de éste. Eso ya es un avance, el problema es que dicho plebiscito no se podría hacer hoy en una comuna pobre”.

Patricio Herman, de Defendamos la Ciudad, considera que “la señala más potente es que los vecinos han sabido sobreponerse al autoritarismo y lograr decidir sobre el cómo quieren vivir en su barrio”. Picco agregó que el plebiscito “es un mensaje a Torrealba que le dice que no siga construyendo”.

Por su parte, Lautaro Guanca, concejal del Movimiento de Pobladores en Lucha (MPL) de Peñalolén, considera que el plebiscito de Vitacura “es una potente señal de que se puede participar más. Esto da cuenta de que la gente está avanzando en tomar medidas que la restringida normativa urbanística permite participar. Lo de Vitacura demostró que la votación popular puede parar proyectos invasivos a la comunidad”.


UN PLEBISCITO QUE EL ALCALDE NO QUERÍA

Extraño resulta para los pobladores de Vitacura ver hoy al alcalde Torrealba en los medios de prensa satisfecho por el plebiscito y mostrándose como el primer alcalde del país que convoca a su comunidad en un proceso de decisiones. Y es que el funcionario municipal hizo todo los posible para que éste no se concretara, por lo que los vecinos tuvieron que acudir a la Contraloría para obligar a efectuar la consulta.

Todo partió cuando los vecinos de dicha comuna se dieron cuenta de que el municipio cambiaría el plano regulador y permitiría elevar la línea de edificación en la comuna. El ordenamiento territorial restringe la iniciativa de modificación de los Planes Reguladores Comunales al alcalde, lo que debe ser aprobado o rechazado por el Concejo Comunal.

Dicha modificación implicaba un cambio drástico en las condiciones de vida de los vecinos y la calidad de los barrios, ya que se edificarían más torres comerciales y habitacionales, con consecuente incremento del parque automotor en calles ya colapsadas.

La esposa de Raúl Torrealba tiene una participación accionaria en la constructora Simonetti, que ha desarrollado proyectos inmobiliarios en Providencia, Las Condes y Vitacura.

El rechazo de los vecinos de Vitacura no se dejó esperar, quienes acudieron al alcalde Torrealba, quien los desestimó. Ante el rechazo, los vecinos lo instaron a realizar un plebiscito, según permite la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, para que ésta materia fuera resuelta democráticamente.

Como Torrealba se negó a llamar a plebiscito, los vecinos recurrieron a juntar las firmas, y validarlas ante notario, del 10% de los ciudadanos inscritos en el registro electoral de la comuna.

Pese a dicho esfuerzo, el alcalde se negó a la realización del plebiscito, por lo que los vecinos recurrieron a la Contraloría, la que dictaminó la obligación del alcalde a permitir que los vecinos se expresaran mediante un plebiscito.

Picco también acusa que el alcalde Torrealba “se esté llevando las flores de este plebiscito, en circunstancias que siempre se opuso a éste y permitió que sólo se plebiscitaran las modificaciones al plano regulador en 3 sectores de la comuna siendo que nosotros pedimos pasar por escrutinio público los cambios en toda la comuna”.

Si bien hay otros cambios urbanísticos en carpeta, la autoridad municipal aceptó finalmente plebiscitar las modificaciones al plano regulador en tres limitados sectores en Escrivá de Balaguer, Av. Kennedy y Alonso de Córdova.

Picco agrega que la instancia es un llamado al “cambios en la actitud de las autoridades frente a los vecinos, que realmente integren nuestras opiniones en las decisiones y que éstas sean transparentes. Si tenemos el derecho de estar informados respecto de lo que pasará en nuestra comuna y opinar respecto del uso del suelo de tu casa y el sector en donde vives”.


MÁS PLEBISCITOS VINCULANTES

Hace dos años el diputado Esteban Valenzuela presentó un Proyecto de Ley para bajar el porcentaje requerido por la ley del 10% de los electores de una comuna para poder someter una materia a plebiscito a un 5 por ciento. Sus compañeros del Parlamento lo rechazaron.

Herman sostiene que hoy es el momento de efectuar dicha modificación. También agrega que se debe terminar con la exigencia de legalizar las firmas ante notario, ya que esto además de hacerlo engorroso “es excluyente en términos económicos con un porcentaje importante de la población del país”.

También Herman llama a los alcaldes que dicen creer en la democracia que no esperen a que los vecinos los obliguen a plebiscitar las distintas iniciativas. Jadue agrega que estas consultas debieran estar “financiadas por el dinero de los contribuyentes y al servicio de la comunidad. El problema es que aún se tiene miedo a la participación comunitaria”.

Picco cree que “en algunas instancias de planificación comunal hay que cambiar la ley para que la participación sea efectiva y vinculante y no, como ocurre hoy, que se informa cuando el queque está cortado y termina siendo una mera consulta”.

“Más que el dinero que tienen los vecinos de Vitacura, influyó el que manejaran la información técnico jurídica sobre estas materias. Ellos descubrieron que los planos reguladores urbanos se pueden plebiscitar”- cuenta Herman, quien espera que “esto se replique en todas las comunas del país, si los que son los dueños de los territorios son los ciudadanos y no las autoridades, que son migrantes”.

Guanca comenta que “hasta ahora sólo los que tienen recursos pueden gestionar procesos plebiscitarios, o sea, sólo los ricos tienen derecho a modelar la ciudad. A las poblaciones les sale caro pensar y ejecutar ciudad. Hay licencia para pensarla, no así permiso ni recursos para construirla”.

Guanca considera que es necesario aprovechar las líneas de participación ciudadana que hoy permiten los planos reguladores: el plebiscito y las 3 audiencias públicas que se hacen cuando estos se presentan. “Es necesario a futuro hacer vinculante la opinión de la comunidad sobre el plano regulador expresada en dichas instancias, la que hoy es sólo consultiva, y también que las mismas comunidades puedan proponer cambios a los planos reguladores de sus territorios”.

——————————————————————————————————-

Plebiscito en Vitacura despierta interés en concejales de otras comunas

Fuente: Elmostrador.cl 16 de Marzo de 2009

“Este plebiscito refleja que las autoridades comunales no necesariamente están en sintonía con sus contribuyentes”, sostuvo el concejal de La Reina, Francisco Olea.

Los concejales de La Reina Francisco Olea, Providencia Pedro Vicuña, y de Santiago Ismael Calderón, “valoraron como un hecho memorable para la zona nor-oriente de Santiago el plebiscito de Vitacura, hecho de la mayor trascendencia para la comunas”.

“La  ley N° 18.695, orgánica constitucional de municipalidades, establece esta facultad para los concejos municipales o a requerimiento de la ciudadanía como sucede en este caso, con al menos un 10% de ciudadanos inscritos ante notario, lo que nunca había sucedido en los municipios en Chile”, subrayaron.

Las autoridades municipales agregaron que “considerando las propuestas especificas  de cambio de plan regulador de Vitacura en juego, la zona nor-oriente de Santiago iniciarán una nueva agenda urbana vinculada al crecimiento de su área metropolitana, tensionada por las densidades y alturas, autopista urbanas, congestión vehicular, sub centros comerciales, y nuevos usos de suelo. Temas y áreas de enorme interés y preocupación demostrado por los vecinos de Vitacura”.

Al respecto, el concejal Francisco Olea indico que “este plebiscito refleja que las autoridades comunales no necesariamente están en sintonía con sus contribuyentes. Esta facultad constitucional será a partir de hoy una herramienta fundamental para defender el estilo de vida, el sello y carácter del desarrollo urbano que legítimamente reclaman las personas directamente afectadas por las densidades, alturas y uso del suelo”.

———————————————————————————————————

En primer plebiscito comunal de Chile

En Vitacura ganó el NO

Fuente: elmostrador.cl 16 de marzo 2009

Los habitantes de la  comuna más rica del país se opusieron a la especulación inmobiliaria y a la propuesta del edil para modificar el plano regulador en tres sectores de la alcaldía.

Los vecinos de Vitacura, haciendo uso por primera vez en Chile del plebiscito comunal, dijeron “NO” a la especulación inmobiliaria y rechazaron la propuesta del edil para modificar el plano regulador en tres sectores de la alcaldía.

Con más de un 90 por ciento de las mesas escrutadas, un mayoritario 77,59% por ciento de los votantes se inclinó por el NO.

El resultado es de cumplimento obligatorio (vinculante), porque la participación superó el 50%, llegando incluso según las primeras estimaciones hasta un 70% de los votantes de Vitacura.

De este modo quedó rechazado el aumento de la altura de las construcciones entre las calles San Josemaría Escrivá de Balaguer por el norte, Las Encinas y Dr. Almeyda por el sur, Guaraníes por el oriente y el Club de Polo San Cristóbal por el poniente. Así como en el sector de Kennedy por el sur, Fernando de Argüello y Tupungato por el norte, Benito Juárez por el poniente y Corte de Apelaciones por el oriente; y en la zona de Alonso de Cordova y Nueva Costanera.

“Ha sido un plebiscito impecable y le agradezco a los vecinos su participación, porque han manifestado su clara opción por el NO”, reconoció el alcalde Raúl Torrealba (RN).

El vocero de la organización “Salvemos Vitacura”, Germán Picó dijo que se trata de una oportunidad única para que los habitantes opinen sobre el tipo de comuna que quieren para vivir.

“La misma asesora urbana de la municipalidad reconoce que efectivamente las bases técnicas no están dadas, por lo tanto, es imposible dar un cheque en blanco para una propuesta que no tiene su respaldo como corresponde. La materia número dos no ofrece ningún beneficio para los vecinos del sector y lo único que se hace es subir más la constructibilidad ya existente, por lo tanto, tampoco vemos un beneficio directo y en la zona tres se aumenta directamente la construcción en altura de Nueva Costanera, ante la propuesta de bajar la constructibilidad del Boulevard de Alonso de Córdova”, subrayó dirigente a radio Universidad de Chile.

En torno a la acusación contra Torrealba, enfatizó que es conocida la vinculación entre el edil y la constructora Simonetti, lo que esclarece la votación del alcalde.

“Torrealba ha reconocido que tiene una participación muy pequeña en la constructora como resultado de su relación con su esposa, pero evidentemente lo coloca en tela de juicio por estar vinculado con un rubro que ha tenido mucha construcción de metros cuadrados en su misma comuna”, subrayó Germán Picó.

———————————————————————————————————

De férreo opositor a defensor del primer plebiscito comunal vinculante

El sorpresivo cambio de switch del alcalde de Vitacura

Fuente elmostrador.cl 17 de marzo 2009

Aunque terminó validando la consulta ciudadana impulsada por un grupo de vecinos, al principio Raúl Torrealba fue su más férreo opositor. Sólo después de que la Contraloría definiera que el plebiscito era válido, cambió el discurso al respecto y aceptó su ejecución. Para Rodolfo Terrazas, líder de Salvemos Vitacura, el proceso en realidad marcó un divorcio entre el edil y la ciudadanía. Y también constituye un referente para replicar la experiencia en otras comunas que viven una situación similar.

No se compara con el plebiscito que definió el destino del país en 1988. Pero sí se puede decir que el referendo comunal vinculante de Vitacura, celebrado el domingo pasado, marcó un hito importante y único en cuanto a participación ciudadana nacional.

Sin ir más lejos, la consulta impulsada por el movimiento Salvemos Vitacura, liderado por el ex candidato a alcalde Rodolfo Terrazas, se constituyó en un golazo de los movimientos ciudadanos. Porque luego de cuatro años, la agrupación, que rechazaba las modificaciones del plan regulador comunal, logró su objetivo a través de una herramienta que los chilenos sólo recuerdan haber usado para terminar con el Régimen Militar.

Al otro lado de la moneda, y según Terrazas, la alta participación -63 por ciento del total de inscritos en la comuna- sumado al rechazo de 75 por ciento a la propuesta para modificar el plan regulador en Kennedy, Alonso de Córdova y Escrivá de Balaguer, reflejó un “divorcio” entre el edil, Raúl Torrealba (RN), y la comunidad.

Esto, “porque siempre se opuso a llevar adelante el plebiscito convocado por la ciudadanía, aduciendo razones sin  fundamento de orden legal, lo que quedó ratificado cuando Contraloría le ordenó hacerlo”. Postura que el abogado señala no entender, ya que “no hay acto más democrático que consultar a la ciudadanía, sobre todo cuando esta lo exige”.

Al respecto, Torrealba asegura que su oposición al tema se debió a que tenía “algunas dudas previas sobre si estaba bien convocado. Pero el tema quedó zanjado en la Contraloría que decretó la legalidad del asunto”.

Pero los hechos dicen lo contrario: el decreto municipal Nº 4/244 mediante el cual Torrealba rechazó la solicitud del 20 de diciembre de 2006 de los vecinos para convocar al plebiscito no apelaba a dudas de ningún tipo, ya que simplemente no autorizaba la iniciativa.

Y si se hubiese acatado el decreto y los vecinos liderados por Terrazas no hubieran concurrido al órgano fiscalizador, simplemente no se habría realizado la consulta ciudadana.

A pesar de esto, el edil manifiesta estar contento con lo ocurrido, ya que considera que “fue un plebiscito impecable, con dos tercios de la población con una postura clara. Lo que valoro enormemente porque termina con un problema que la comuna arrastraba hace muchos años”.

Las casitas del barrio alto

Los vecinos que no sacaron cuentas tan alegres con el resultado de la votación, fueron los que veían en este cambio al plano regulador una excelente oportunidad de agregar plusvalía a sus viviendas.

Las juntas de vecinos que apoyaban la opción “Sí” eran justamente las de Alonso de Córdoba, Kennedy y Escrivá de Balaguer. Según Patricio Hermann, de Defendamos la Ciudad, “si se hubiera aprobado la modificación al plan regulador, se habrían generado plusvalías enormes para las viviendas de los vecinos de las zonas que se cambiarían. En cambio, los vecinos de las zonas adyacentes obtendrían una minusvalía patrimonial”.

Hermann agrega que de acuerdo a la información que obtuvieron, en Escrivá de Balaguer “ya habían compromisos de compraventa dependiendo de los resultados del sábado”.

En todo caso, no tiene claro qué inmobiliarias serían las que pretendían hincar el diente a la modificación urbana. Información que en el municipio también dicen desconocer.

Salvamos Vitacura

La jugada de Vitacura podría marcar un referente para otras comunas. A diferencia de lo ocurrido en Ñuñoa el año pasado, cuando no se estuvo ni cerca de alcanzar las 12 mil firmas necesarias para convocar a un plebiscito comunal que buscaba abrir un proceso democrático para la elaboración del plan regulador de esa localidad.

Al respecto, Terrazas asegura que ahora tienen dos desafíos por delante. El primero, capitalizar el ejercicio realizado y darlo a conocer a otros municipios que los han contactado por problemas similares. Aunque admite que “no hemos tenido mucho tiempo de preocuparnos de otras comunas, además que dar a conocer la experiencia no es fácil y esto es un voluntariado”.

Paralelamente, planean estudiar los aspectos técnicos urbanísticos para “proponerle al alcalde trabajar en conjunto para crear un plan regulador que refleje los intereses de los vecinos para preservar Vitacura”.

Propuesta que el edil no descarta, ya que aseguró que están abiertos a trabajar al respecto con todos los actores.

Más allá de los planes futuros, Terrazas siente que puede definir esta pequeña batalla de cuatro años como misión cumplida y asegura que Salvemos Vitacura continuará trabajando, pero quizás ahora se llamen “Salvamos Vitacura”.

———————————————————————————————————

Dirigentes dicen que consulta de Vitacura marcó hito de participación ciudadana

Organizaciones vecinales quieren copiar plebiscito

Fuente: Lanacion.cl 17 de marzo de 2009


Un ejemplo de poder ciudadano. Así fue calificado el resultado del plebiscito que se desarrolló el domingo en Vitacura y que rechazó rotundamente – el 80% de los vecinos dijo que No- los cambios propuestos por el municipio para el nuevo Plano Regulador Comunal. Un ejemplo que ya abrió el apetito de varias organizaciones vecinales que pretenden replicar el ejercicio de votación en sus comunas.

“Este es un ‘parelé’ a las compañías inmobiliarias y los especuladores de suelos. Permite frenar a todos los dictadorcillos que tenemos en cada comuna”, dice Moisés Scherman, de la Red Ciudadana por Ñuñoa. Precisamente esta organización, que ya intentó llamar a plebiscito en esa comuna, reavivó sus intenciones y, según el propio Scherman, volverán a recoger firmas. “Esto es un espaldarazo muy grande. Ahora vamos a superar los escollos que hasta ayer teníamos y todas las organizaciones comunitarias tendremos un precedente para lograr ser escuchados”, dice, aunque advierte que con inscripción automática no habrá claridad para definir un plebiscito. “¿Cuántas firmas ante notario necesitaríamos para legitimar a nuestros representantes? Esa duda nadie la ha despejado”, advierte el ñuñoíno.

Incluso algunas autoridades comunales aplaudieron el resultado y destacaron públicamente el resultado. “Esta facultad constitucional será a partir de hoy una herramienta fundamental para defender el estilo de vida, el sello y carácter del desarrollo urbano que legítimamente reclaman las personas directamente afectadas por las densidades, alturas y uso del suelo”, señala el concejal por La Reina, Francisco Olea.

Por su parte, los categóricos ganadores del domingo, la agrupación Salvemos Vitacura, dicen que esto puede mejorar sustancialmente las decisiones que las autoridades tomen con respecto a las políticas locales. “Esto demuestra que la desinformación y el intento tozudo de imponer cambios no resulta. Yo creo que ya no se podrá decidir políticas locales a puertas cerradas, en ningún lugar de Chile”, dice Germán Picó, uno de los fundadores de la agrupación.

PÉRDIDA DE VALIDEZ

Para Patricio Herman, de la Fundación Defendamos la Ciudad, el triunfo del domingo es un hito que vale la pena destacar y señaló que las fórmulas que ha definido el Gobierno en términos de participación ciudadana, han perdido toda validez. “Esta es la verdadera participación ciudadana y es exclusivo mérito del grupo Salvemos Vitacura y de nadie más”, sostuvo. El urbanista recordó que el alcalde Raúl Torrealba se negó a implementar el proyecto contemplado en la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, puesto que es él-dijo-, quien primero puede llamar a un plebiscito.

“Los planes reguladores deberían tener al menos una vigencia de 30 años, pues ahí se definen las normas generales para los actores inmobiliarios y para la ciudadanía, es decir, otorgan derechos adquiridos al ciudadano. En otras palabras, en la medida que todos sepan cuáles son las reglas del juego, nadie se pasará para la punta”, indicó.

“Yo creo que estamos en presencia de algo mayor. El respaldo que nos dieron los vecinos ahora se transforma en otro trabajo, el de fiscalizar lo que de ahora en adelante ocurra en la comuna y obviamente las demás organizaciones de otras comunas y regiones pueden tomar la iniciativa para lograr cambios”, añade Pico. “Esto ya no es la reforma agraria, mucho menos una dictadura”, remata.

DATOS

►10% de firmas del total de personas inscritas en los registros electorales de una comuna, es lo que exige la ley para convocar a una consulta ciudadana.

►5% de dichas firmas era la propuesta del proyecto de ley del diputado Esteban Valenzuela, para facilitar el trámite y la cámara lo rechazó el 2007.

————————————————————————————————————-

Editorial – Más allá del plebiscito en Vitacura

Fuente El Mercurio, 17 de marzo 2009

En una convocatoria inédita en la historia comunal chilena, el municipio de Vitacura llamó a los vecinos a un plebiscito para aprobar o rechazar tres modificaciones al plano regulador en sectores específicos. Participó más del 50 por ciento de los ciudadanos inscritos en la comuna -lo que hace vinculantes sus resultados, conforme a la ley-, y, en promedio, tres de cada cuatro votantes se pronunciaron contra dichas modificaciones. Éstas planteaban aumentar la altura de construcción en las calles Escrivá de Balaguer y Kennedy Oriente, e incluían una opción mixta de aumento y disminución de la misma en la zona de Alonso de Córdova y Nueva Costanera. Sin duda, un ejercicio democrático de esta naturaleza debe ser aplaudido, pues hace posible la participación de los vecinos en materias que los afectan de manera directa.

Sin embargo, cabe también observar algunos elementos que rodearon este primer plebiscito, para sacar lecciones que vayan mejorando las opciones futuras. En primer lugar, no es evidente que utilizar el aparataje público propio de las elecciones nacionales sea el más adecuado para plebiscitos comunales, por el mayor costo que significan las formalidades que dichos eventos conllevan y por el hecho de que los inscritos en la comuna no necesariamente coinciden con quienes la habitan.

Por otra parte, la forma en que se gestó este acto -un movimiento popular vecinal debió forzar su realización, requiriendo a la Contraloría para ello, dada la resistencia original del alcalde y su equipo- distorsionó su contenido: en vez de manifestarse por las propuestas específicas que el municipio propuso para el tres por ciento de su superficie, las posturas se caricaturizaron entre “salvar a Vitacura” o “dejarla en manos de las inmobiliarias”, lo que posiblemente influyó en lo abultado del resultado.

Quizás el alcalde Torrealba equivocó el camino original y permitió que el escenario se polarizara. Eso facilitó el rechazo masivo a las modificaciones, lo que no necesariamente conduce a buenos resultados, pues una comuna congelada en su capacidad de innovación constructiva tampoco tiene buenas perspectivas en el mediano plazo. En todo caso, eso es algo que los vecinos tendrán que investigar.

Afortunadamente, ya se escuchan voces prudentes, incluso de opositores al alcalde, que llaman a consensuar posiciones y permitir que la comuna viva con menos tensiones y con un plano regulador que satisfaga mejor los intereses involucrados.

Aun así, queda la duda de si ésta es la mejor forma de resolver esta clase de conflictos de interés. Resultaría mejor otorgar derechos de propiedad a los conos de luz y de vista, por ejemplo, de modo que quienes deseen adquirir predios para construir en altura deban, además de comprar los terrenos, pagar por esos derechos que los vecinos pierden. Así, lo que finalmente decida el futuro de un barrio sería el resultado de transacciones privadas, a precios convenidos libremente, sin discrecionalidad de la autoridad ni votaciones de personas que no habitan un grupo determinado de manzanas.

Tampoco eso resolvería todos los problemas, pues la interconexión de la ciudad hace que ciertas vías de una comuna se transformen en pasaje de tránsito entre otras -caso de Escrivá de Balaguer-, por lo que los intereses de los vecinos de un barrio no necesariamente representan los de la ciudad como un todo.

En todo caso, cabe aquí aprovechar la faceta positiva que tiene el que las decisiones de una ciudad como Santiago estén diluidas a nivel comunal y no centralizadas, por lo que estas fricciones y problemas no alcanzan a escalar a niveles potencialmente bastante mayores.

——————————————————————————————————-

Alcaldes valoran plebiscito, pero critican su costo

Fuente: El Mercurio, 17 de marzo de 2009

Destacan que los vecinos hayan decidido acerca de la altura de edificios, pero prefieren usar otros medios más baratos. Por Rodrigo Silva

Alcalde Torrealba: “Una comisión estudiará el plan regulador”

El alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba, anunció ayer que propondrá al concejo municipal la creación de una comisión o un taller de expertos (urbanistas y economistas) y vecinos, para que durante 2009 estudien el plan regulador y hagan un diagnóstico de todo lo bueno y lo malo, para luego pensar en posibles modificaciones al diseño actual y “poder proyectar la comuna al 2030″.

Torrealba no descartó que incluso pudiese participar la agrupación “Salvemos Vitacura”. “Lo ideal es que estén representados por expertos”, dijo.

“Nuestra misión es conservar el carácter de barrio (…) pero también están las condiciones para que la comuna siga desarrollándose”.

R. Terrazas: “Haremos propuesta para cambiar el plan regulador”

El líder de “Salvemos Vitacura”, Rodolfo Terrazas, anunció que la agrupación trabajará durante este año en una propuesta para modificar el plan regulador de la comuna, para “preservar los barrios residenciales”.

Respecto de la comisión que creará el concejo municipal, dijo que “habrá que ver quiénes son los expertos. La consecuencia del plebiscito es que quienes vamos a propiciar los cambios al plan regulador somos nosotros”.

“Por supuesto que hay que hacerlo con la municipalidad, pero tendremos nuestra propia metodología. Nos preocuparemos de que los expertos que trabajen con nosotros sean independientes e imparciales, sin compromisos con las inmobiliarias”.

Ediles del Gran Santiago evalúan el proceso y explican sus propias fórmulas

FRANCISCO DE LA MAZA
Alcalde de Las Condes

“Soy ciento por ciento partidario de que todos los problemas urbanos que puedan afectar a los vecinos sean zanjados con su participación. Nosotros aplicamos las consultas ciudadanas usando como base el padrón electoral, con un sistema bastante más barato que hacer un plebiscito.

“Hemos hecho una decena de consultas en los últimos años, como en los casos de San Carlos de Apoquindo, cerro Apoquindo (donde un centro de eventos fue rechazado por los residentes), los conciertos de música en el estadio de la UC para un máximo de 15 mil personas, el mall de Colón (que fue aprobado por los vecinos). Los cambios y redistribución en el sector del monasterio de los Benedictinos aún están en análisis; la decisión aún no está tomada y de ser necesario la tomarán los vecinos.

“Cuando hacemos consultas, los resultados los consideramos como vinculantes.

“Si las autoridades no comienzan a tomar en cuenta la opinión de los vecinos en forma permanente, la gente se va a aburrir”.

FELIPE GUEVARA
Alcalde de Lo Barnechea

“Lo que hizo Vitacura es muy importante. Es un acto que demanda una cantidad de recursos que no todas las comunas los tienen, e implica un alto grado de información a la comunidad sobre materias muy técnicas, que a veces son difíciles de entender.

“Si todo ello se cumple entonces los plebiscitos se convierten en perfectos instrumentos de participación ciudadana.

“Ojalá en otros temas tuviéramos un sistema ágil y eficiente como el que se usa en Suiza, por ejemplo, en donde los ciudadanos eligen a dónde se van sus impuestos cuando hacen la declaración anual.

“Si tuviésemos que aplicarlo en Lo Barnechea yo estaría dispuesto a impulsar una iniciativa como esa, pero en este minuto no lo veo necesario”.

JAIME PAVEZ
Alcalde de La Pintana y presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades

“El plebiscito es absolutamente valorable y un gran aporte para nuestra democracia y el fortalecimiento de las administraciones locales.

“Si bien está en la ley de municipios, hasta ahora no se había usado. En ella se establece que se puede convocar a plebiscito por iniciativa del alcalde y aprobación del concejo, o bien por un llamado de los vecinos. Eso sí, los temas son restringidos al plan regulador o a grandes inversiones en la comuna.

“Sin embargo, en el 90% de los 345 municipios del país no sería posible llevar a cabo algo así. Éste de Vitacura costó cerca de $200 millones, así que allí hay una tarea pendiente del Gobierno para que provea los recursos que sirvan para multiplicar este ejemplo.

“Además, permite que las autoridades se equivoquen menos en la aplicación de las políticas públicas, porque a veces las autoridades creemos interpretar adecuadamente a nuestra comunidad y en realidad no lo logramos”.

PABLO ZALAQUETT
Alcalde de Santiago

“Me parece que los ciudadanos tienen el derecho a expresar su opinión sobre su ciudad y la manera cómo quieren la comuna donde quieren vivir.

“Creo además que es un actuar ciudadano democrático, y por lo tanto es deber de la municipalidad escuchar a los habitantes de la comuna”.

PEDRO SABAT
Alcalde de Ñuñoa

“Esto hizo que se perdiera, en cierta forma, el sentido de la elección de las autoridades.

“Aunque considero que el plebiscito comunal es una herramienta válida, no me parece que haya sido la apropiada en esta materia. Sólo ante tres preguntas simples sobre las alturas en tres sectores de la comuna, la confusión fue grande en Vitacura.

“Me parece tremendamente negativo, por ejemplo, que se haya amenazado con que era obligatorio ir a votar. Además, había vocales que no entendían bien de qué se trataba.

“En Ñuñoa, en 2007, propuse congelar y bajar la altura en toda la comuna y dejar el 70% de ésta como sector residencial.

“Eso fue aprobado. Había vecinos que no estaban de acuerdo, pero no lograron juntar las firmas suficientes para convocar a un plebiscito. En esa materia ya es cosa juzgada.

“Si hoy me pidieran un plebiscito en Ñuñoa, ¿sobre qué sería? No hay ninguna propuesta en duda en la comuna”.

JORGE GAJARDO
Alcalde de La Florida

“El plebiscito está en la Ley de Municipios, pero su uso es muy excepcional; de hecho, éste fue el primero, porque hay poca costumbre de participación ciudadana en el país debido al carácter casi presidencialista de muchos alcaldes”.

“Nosotros no compartimos esa visión, y ello queda demostrado en el Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco) que estamos haciendo de forma casi plebiscitaria. Obviamente, el costo de un proceso como el de Vitacura es muy caro para la mayoría de los municipios, pero nosotros estamos desarrollando nuestra propia forma”.

“Creemos que vamos conseguir en total unas 60 mil opiniones, vamos a ir a las juntas de vecinos, clubes deportivos, etc., para poder captar lo que la gente quiere acerca de su entorno”.

4 comentarios sobre “Cobertura Especial: Plebiscito Comunal en Vitacura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.