Estudio detecta falencias en el diseño de casas en que viven discapacitados

Fuente: El Mercurio 18-10-2015

Por Sebastián Sottorff

Análisis del Centro UC de Políticas Públicas.

Gobierno prepara modificación de ordenanza de urbanismo para incorporar mejoras en conjuntos sociales y así implementar elementos que permitan una mejor estadía y movilidad.  

Si para algunas personas que sufren discapacidad es frustrante desplazarse a través de las calles, mucho más lo es cuando no pueden transitar de manera segura por su propio hogar.

Esto porque, pese a que a nivel público se han realizado mejoras de accesibilidad, muchas casas y viviendas no cuentan con los requisitos mínimos para albergar a una persona con alguna insuficiencia física o motora.

Así lo demuestra un estudio del Centro UC de Políticas Públicas, que devela falencias en el diseño de algunas viviendas y propone una serie de mejoras en los hogares destinados a personas que viven con alguna discapacidad.

Por ejemplo, muchas casas o departamentos no tienen los espacios mínimos para que alguien en silla de ruedas se desplace. Tampoco existen barras de apoyo o rampas para facilitar el ingreso hacia un hogar.

«Comparados con otros países, tenemos un importante avance en los últimos veinte años. Ahora bien, todavía hay mucho campo para seguir mejorando y lograr una accesibilidad universal», explica Ximena Ferrada, académica de la UC y una de las autoras del estudio, que recomienda una serie de mejoras para la futura construcción de viviendas destinadas a personas con discapacidad.

Por ejemplo, se aconseja diseñar inmuebles con pasillos que sobrepasen los 90 centímetros, así como la instalación de barras de apoyo, aumento de superficies, suelos antideslizantes y rampas de acceso.

Asimismo, el estudio recalca la necesidad de incorporar en la normativa chilena algunos elementos obligatorios mínimos en toda nueva vivienda, de manera que cumpla con condiciones mínimas de accesibilidad y habitabilidad.

Es por eso que el Ministerio de Vivienda prepara una modificación de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, que hasta hoy solo incluye temas relativos a espacios o uso de edificios públicos. La idea es que a fin de año esta normativa también considere más estándares de accesibilidad para viviendas sociales. «Sin embargo, creemos que también hay que hacer un trabajo fuerte con el ámbito privado, para que la futura construcción de casas o departamentos por parte de las inmobiliarias también considere elementos de accesibilidad», agregó Ferrada.

Habitantes: Actualmente, un 6,5% de la población de todo el país vive con alguna discapacidad de carácter permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.