Entrevista a Director INVI: Nuevas formas de habitar la vivienda: La pieza principal: el centro de la vida familiar

Una encuesta de Cesop revela dónde hacen la vida familiar los chilenos, y cuánto hemos cambiado en una generación.

Un 30% de los chilenos dice que el lugar donde más se reúne con la familia durante los siete días de la semana es en la cocina o la pieza principal, según un reciente sondeo del Centro de Estudios Sociales y Opinión Pública (Cesop).
En una encuesta on line realizada por La Tercera, el 24% afirmó que la habitación de la casa que más ocupa en la semana es la cocina. El recinto obtuvo casi las mismas preferencias que el living (24,8%).
Tres son los espacios de la casa que en los últimos años han ido ganando terreno para la vida familiar: la pieza principal, la cocina y la sala de estar. Ninguno de los tres era relevante una generación atrás. Mientras el dormitorio de los padres  figuraba como terreno vedado para los niños, la cocina  era la última prioridad y ni siquiera existía el concepto de sala de estar.
Cómo viven, qué lugares de la casa prefieren y dónde hacen la vida familiar los chilenos hoy es materia de estudio no sólo de  sociólogos. Arquitectos y constructoras están pendiente de los nuevos hábitos familiares, ya que ellos han cambiado diametralmente el mercado.  Según los estudios de la empresa  Socovesa, hoy los propietarios consideran que la cocina y el dormitorio principal son los lugares más relevantes de la casa. «La cocina es el lugar donde más comparten, sobre todo los días de semana. Allí se come y los niños hacen las tareas en el comedor de diario», dice Camila Vila -Echagüe, jefa del área Inteligencia de Mercado de la empresa.
En la pieza de los papás
Según la encuesta Cesop, realizada a 300 padres, un 46,7% de ellos dice que sus hijos duermen siesta en la cama del dormitorio matrimonial. Casi ocho de cada 10 reconoce que su pieza es usada habitualmente para conversar y regalonear con los niños y el 66% afirma que sus hijos miran TV en su pieza. Décadas atrás, cuando estos mismos padres eran niños, el lugar para compartir y mirar televisión era el living. La pieza de los papás no era lugar para estar ni jugar.
Otro cambio de hábito que arrojó el sondeo es el número de padres que aceptan a sus hijos en la cama matrimonial. Cuando se le consultó a los adultos si  ellos de niños dormían o se pasaban durante la noche a la cama de sus padres, sólo el 33.7% respondió que sí. Pero hoy casi el 60% de ellos deja dormir a sus hijos menores  de 15 años en su cama.
Pese a todas las actividades que se le han sumado al recinto, los adultos no sienten que su intimidad se haya afectado. Un 66% de los chilenos afirma que el uso  de  su  pieza no afecta su intimidad marital.
«Ahora parece ser al revés que hace unas décadas: los espacios más restringidos son los de los hijos respecto al de los padres. Ello tiene que ver con un cambio en las relaciones padre e hijo», dice Jorge Larenas, sociólogo y director del Instituto de la Vivienda de la U. de Chile.
El «family room» y el living
«Hace 20 años, sólo las casas muy grandes contaban con salas de estar. Hoy estamos incluyéndola hasta en casas de 80 metros cuadrados. La existencia del computador y consolas han sido un factor importante para estos cambios», dice Vila-Echagüe, de Socovesa, al referirse a otro de los grandes cambios de hábito que han experimentado los chilenos.
La salita o «family room» que ha adoptado la clase media es un espacio sólo para que la familia se encuentre de forma más informal y con complicidad.
«Da la impresión de que el living comedor es más utilizado los fines de semana cuando llegan las visitas y familiares. El dormitorio principal, en cambio, es un espacio en donde ahora se desarrolla la vida interna de la familia en el día a día y es más dado en los matrimonios más jóvenes», concluye Andrés Llanos, sociólogo y director de Cesop.

Fuente: La Tercera.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.