Habitante

El proceso de cambio residencial es un fenómeno a través del cual, y mediante la intervención de distintos factores, se produce la consolidación del hábitat hacia una mejora constante de la calidad de vida. Adquiere ciertas características que distan de una lógica lineal, al estar inserto dentro de un proceso social de necesidades diversas, cuya forma de satisfacción se renueva constantemente. En este sentido, tiene un enfoque sistemático, que lo hace un sistema abierto, susceptible de retroalimentarse.
Si entendemos al habitante como eje de este proceso, entonces, la calidad residencial estará definida por la percepción que el habitante tiene de su “propio proceso”, y no por parámetros externos. Este será activado tanto por las necesidades relacionadas con el tamaño y grado de desarrollo de la familia, como por las características de los satisfactores, entre los cuales, la tecnología empleada puede tener un rol potenciador (apropiada) o inhibidor de acciones (no apropiadas).

SEPÚLVEDA, Rubén; TORO Alejandro y ARDITI, Clara. Vivienda social: tecnologías apropiadas y proceso de cambio residencial. Boletín del Instituto de la Vivienda. 6(11): 11-25, enero 1991. ISSN 0716-5668. p. 14.

 

En la temática de la Vivienda Social, se alude al habitante como la persona favorecida con la recepción de un subsidio habitacional o vivienda de parte del Estado, para constituirse en usuario y propietario de ella con todas las prerrogativas civiles que la ley le otorga.
En términos más amplios, se puede decir que habitante es una persona que habita algo; un lugar, una vivienda, etc. Al margen que se le entienda o sea favorecido por el Estado con un subsidio o vivienda y goce de prerrogativas que la ley otorga a la propiedad.

INVI. Propuesta INVI. 2005. Equipo investigación SIV.

Otros autores

Que habita. Cada una de las personas que constituyen la población de un barrio, ciudad, provincia o nación.

RAE. Diccionario de la lengua española [En línea]. [Fecha de consulta: 5 agosto 2015]. Disponible en: http://lema.rae.es/drae/.

 

Con la perspectiva del desarrollo integral se percibe que la solución de la crisis (social) es, también en la vivienda social, una acción que necesita gestarse desde todos los ámbitos de la sociedad, pero coyunturalmente ha constituido una extrema y urgente situación que ha requerido de la acción recíproca y directa del Estado y del habitante (“poblador”).

HOFMANN N., Pablo. Aporte del habitante al diseño. Un estudio de casos de vivienda progresiva. Santiago, Chile. Universidad de Chile, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Instituto de la Vivienda. 1989. 107 p. Seminario de Investigación INVI. p. 17.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.