Postergación de proyectos podría hacer que sector inmobiliario lidere pérdida de empleos

Fuente: El Mercurio Viernes 24 de Octubre de 2008

También habría despidos en industrias asociadas, como los productores de insumos de viviendas.

CLAUDIA RAMÍREZ FRIDERICHSEN

Una fuerte baja en el empleo directo de la construcción -trabajadores contratados y subcontratados-podría producirse si es que se postergara más de la mitad de los proyectos inmobiliarios en el país durante los próximos 12 meses. Esto, considerando que en total en la construcción se calcula que hay 588.380 trabajadores directos -cifra que considera los proyectos inmobiliarios y de infraestructura-, según cifras a agosto pasado del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

La Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) calcula que, de postergarse en promedio un 60% de los proyectos inmobiliarios en un período de un año -medido de septiembre a septiembre-, los desempleados podrían superar los 150 mil trabajadores en esta área. «En la información que nosotros recabamos, las empresas declararon que postergaban sus proyectos entre un 30%, las más optimistas, a un 100% las más pesimistas. Eso se sitúa en promedio del orden de 60 y 70%. Si se extrapola a todo el mercado inmobiliario (porque la Asociación es una muestra del mercado), y si esa decisión perdura durante un año, llegaríamos a entre 150 mil y 170 mil desempleos», explica Vicente Domínguez, director ejecutivo de ADI.

Pero no sólo el desempleo que depende directamente del sector inmobiliario podría sufrir las consecuencias de una desaceleración. «El empleo industrial asociado recibe un impacto por la disminución de los pedidos, y asimismo hay menos servicios, porque en vivienda hay varios servicios asociados, como los financieros», explica Domínguez.

Se calcula que por cada trabajador de la construcción hay uno que depende indirectamente de este rubro.

Reactivación

La Cámara Chilena de la Construcción no cuenta con cifras oficiales sobre desempleo en el sector, pero aboga por medidas que ayuden a tranquilizar los ánimos. «Las medidas que activen y tranquilicen al sector inmobiliario van a afectar a otras industrias y contribuirán a que el país siga funcionando», aseguró Lorenzo Constans, presidente del gremio, en referencia al paquete de medidas que propuso la Cámara para reactivar el sector.

Cristián Armas, gerente general de Empresas Armas, coincide en las soluciones. «Cuando se habla de que se van a paralizar proyectos no se trata el fondo del problema, que es hacerles fácil la compra a los posibles compradores inmobiliarios y fácil los créditos. Cuando se haga eso, las inmobiliarias van a ver que la perspectiva va a ser buena, y van a echar a andar muchos de los proyectos aprobados», aseguró.

LIDERABA

> LA CONSTRUCCIÓN lideró en agosto el ítem «incremento en el empleo», con 58 mil nuevos puestos, según el INE.

>> Recortes de personal en la pequeña y mediana minería

Los primeros afectados con la baja del precio del cobre -que ayer cerró en US$ 1,8 por libra- son los pequeños y medianos mineros y, sobre todo, aquellos que reabrieron faenas que permanecían clausuradas sólo para aprovechar la coyuntura de precios sin mayor tecnología y con procesos precarios y costosos.

Y es en este sector donde comenzarán los ajustes de personal y el cierre de faenas mineras. Dirigentes de asociaciones mineras del norte del país contaron a «El Mercurio» que los procesos de despidos se iniciaron en operaciones más chicas y que si el precio sigue bajando, se extenderá a compañías más grandes.

>> Hites enciende las alarmas en la industria del retail

«No hay ningún programa de layoff (despidos) masivo planteado», dijo hace unos días el gerente general de Cencosud, Laurence Golborne, en una entrevista a «El Mercurio».

Pero hay otras compañías del retail que están en una situación algo diferente. Hace algunos días, el sindicato de la multitienda Hites, de la familia del mismo apellido, levantó la voz tras la desvinculación de más de 500 personas en un corto período de tiempo. Pero existió «la buena voluntad» de la administración de la compañía, dice una fuente conocedora del proceso, y se reconsideraron varios de los despidos.

Según cifras de la Confederación de Trabajadores del Comercio y Servicios de Chile, en el sector trabajan más de un millón doscientos mil trabajadores. Cerca de 100 mil están sindicalizados.

>> El dólar marca perspectivas optimistas en la agricultura

Aunque los problemas financieros se han extendido por diversos sectores de la economía, al menos en materia laboral el sector agrícola presenta un escenario favorable para los próximos meses. Esta situación se basa en el factor estacionario y el alza del tipo de cambio.

«Dentro del agro, el subsector que más genera empleo es la fruta, debido a los procesos de raleo y cosecha, que es donde más se ocupa. A la fruta la crisis la favoreció porque un porcentaje bastante alto de la producción se orienta al mercado externo… les ha cambiado el estado de ánimo con las perspectivas del tipo de cambio», detalló la gerente de estudios de la Sociedad Nacional de agricultura (SNA), Ema Budinich, quien agregó que la percepción entre los empresarios es que la demanda no se vio afectada. Otro aspecto que podría servir para que el agro absorba mano de obra es que el sector «ofrece oportunidad de empleos a trabajadores de menor calificación que hoy puedan perder el trabajo», dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.