Dificultades inmobiliarias en compra de casas usadas

Fuente: Diario Financiero 16/12/2008

La Cámara Chilena de la Construcción (CChC), prevé una caída de 14,9% en la inversión general en vivienda pública y privada para 2009, por lo que el mercado de las viviendas usadas podría alcanzar mayor protagonismo.

El mercado de las casas usadas, a pesar de ser una alternativa más barata para la compra de viviendas, está también sufriendo las consecuencias del complejo escenario económico, que ha tenido en el sector inmobiliario importantes repercusiones.

De todas maneras, de acuerdo con los últimos datos entregados por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), se prevé una caída de 14,9% en la inversión general en vivienda (pública y privada) para 2009, por lo que el mercado de las viviendas usadas podría alcanzar mayor protagonismo.

Esto debido a que la oferta de viviendas nuevas que entran al mercado se ha reducido y se espera que continúe en esa senda por los próximos meses. «Durante los últimos trimestres de este año ha bajado cerca de un 50% la cantidad de conjuntos habitacionales nuevos incorporados a la oferta, y este ajuste en el mercado genera una oportunidad indirecta en el nicho de la vivienda usada», sostiene el director de Tinsa Consultoría, Francisco Véliz.

Sin embargo, explica el ejecutivo, este segmento continúa siendo complejo, ya que el mayor problema que enfrentan los clientes es el acceso a los créditos hipotecarios, por lo que para las personas que no cuentan con un pie o con dinero en efectivo, las opciones de compra continúan restringidas.

Por su parte, el gerente de estudios de AGS Visión Inmobiliaria, Rodrigo Aravena, sostiene que las casas usadas son muy atractivas para las familias.

«Cuando las viviendas se encuentran en una buena ubicación, siempre gozarán de una alta plusvalía ya que son productos únicos, no replicables», explica.

Ahora bien, Aravena reconoce que «en el escenario de crisis actual, los inmuebles usados pasan por las mismas dificultades que las casas nuevas, sobre todo por la falta de toma de decisión de compra: los clientes no saben si van a tener buenas perspectivas laborales, ni si es un buen momento para endeudarse».

En ese contexto, el presidente de la Asociación de Corredores de Propiedades de Chile (Coproch) José Bocaz, afirma que las familias que buscan casas usadas lo hacen en lugares céntricos de Santiago, donde no existe oferta de casas nuevas.

«A pesar de que la demanda por este tipo de unidades es alta, actualmente el mercado se encuentra estancado, no hay agilidad en la venta de viviendas, porque la gente está esperando condiciones más favorables», sentencia Bocaz.

En un mismo ciclo

Otro elemento a considerar, dice el ejecutivo de Tinsa, es que tanto las viviendas nuevas como las usadas comparten el mismo ciclo, es decir, si el mercado nuevo va a la baja, el usado también.

«Los valores de las viviendas usadas tienen un techo natural que es el valor de la vivienda nueva de similares características. Si estas últimas bajan de valor, necesariamente las usadas también lo harán, sólo es cuestión de tiempo», comenta Véliz.

El ejecutivo de AGS Visión Inmobiliaria añade que el caso de los departamentos es distinto, explicando que «los que están usados se comportan igual que los nuevos porque son productos replicables y no exclusivos como las casas».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.