Hábitat residencial

En este marco el hábitat residencial sustentable implica que los procesos habitacionales deberían considerar las necesidades de los habitantes, sus expectativas, sus relaciones sociales, las posibilidades de convivir y tener derecho a la ciudad. (…)
Dentro del hábitat residencial sustentable, la vivienda, además de ser un objeto físico que acoge a una determinada familia, es por sobre todo un sistema en el cual las diversas escalas, tanto territoriales como socioculturales, se relacionan entre sí.

JIRÓN M., Paola; TORO B., Alejandro; CAQUIMBO S., Sandra; GOLDSACK J., Luis y MARTÍNEZ M., Liliana. Bienestar habitacional. Guía de diseño para un hábitat residencial sustentable. Santiago, Chile, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad de Chile; Universidad Técnica Federico Santa María, y Corporación de Desarrollo Tecnológico, Instituto de la Vivienda, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad de Chile. 2004. 123 p. ISBN 956-19-0444-6. p. 13.

 

El uso del espacio tiene [importancia fundamental] para el establecimiento de asentamientos humanos; por medio de ellos, los seres humanos intervienen activamente en las condiciones naturales del entorno, transformándolas y por ende, humanizándolas.

SEPÚLVEDA OCAMPO, Rubén et al. Bases conceptuales de un sistema de información en vivienda para el Instituto de la Vivienda de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile. Santiago, INVI. 2005.

 

De acuerdo con esta definición, el concepto de hábitat residencial debe entenderse como aquel espacio intervenido directa y activamente por los habitantes, donde éstos encuentran y reflejan la posibilidad de construir, generar y crear un ambiente particular y distintivo, un en-torno. Más que circunscribirse exclusivamente a la vivienda misma, su carácter residencial se manifiesta en la posibilidad de que las personas puedan ampliar territorialmente su ámbito de interacciones significativas con el espacio habitado y por cierto con otros habitantes, nutriendo así la conformación del ámbito de lo propio.

TAPIA Z., Ricardo; LANGE V., Carlos; LARENAS S., Jorge. Factores de deterioro del hábitat residencial y de vulnerabilidad social en la conformación de barrios precarios: breve revisión de algunos programas de barrios en Chile y en la región. En: UNIVERSIDAD de Chile. Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo, Departamento de Investigación. Cuaderno de trabajo volumen N°1. Subprograma Domeyko Política, Pobreza y Exclusión Social. Avances de investigación. Santiago, Chile. 2009. p. 47-93. ISBN 978-956-19-0656-3. p. 51.

 

El hábitat residencial constituye el resultado de un proceso en permanente conformación de lugares en distintas escalas referidos al territorio que se distinguen por una forma particular de apropiación, dado por un vínculo cotidiano con unidades de experiencias singulares, potenciando relaciones de identidad y pertenencia, a partir de lo cual el habitante lo interviene y configura.
Visto desde una perspectiva sistémica, el hábitat residencial que se conforma está compuesto por distintas unidades escalares, las cuales dan cuenta de su complejidad, a saber: vivienda; entorno inmediato; conjunto habitacional; barrio; ciudad y región.

INVI. Propuesta INVI. 2005. Equipo investigación SIV.


Otros autores

Hábitat: Lugar de condiciones apropiadas para que viva un organismo, especie o comunidad animal o vegetal

Residencial: Dicho de una parte de una ciudad: Destinada principalmente a viviendas, donde por lo general residen las clases más acomodadas, a diferencia de los barrios populares, industriales y comerciales, etc.

RAE. Diccionario de la lengua española [En línea]. [Fecha de consulta: 4 agosto 2015]. Disponible en: http://lema.rae.es/drae/.

 

El hábitat residencial urbano (…) es un área de la ciudad destinada a fines residenciales. Está constituido por un conjunto de viviendas próximas cuyos residentes disponen de espacios públicos y servicios de equipamiento común, lo cual permite la realización de actividades colectivas y la creación y desarrollo de sentimientos de comunidad.

PUENTE, Patricio de la; MATAS, Jaime y RIVEROS, Fernando. Valores socioculturales y hábitat residencial urbano. Santiago, Pontificia Universidad Católica de Chile, Instituto de Estudios Urbanos. 1987. p. 12.

 

Si bien el hábitat (…) posee un carácter inclusivo, por integrar las manifestaciones tanto físicas como sociales que surjan del asentamiento de un conjunto de personas en un espacio dado, puede denotar también situaciones manos complejas.  Esto quiere decir que la condición mínima para que se generen hábitat residenciales urbanos, radica en el hecho que un colectivo humano ocupe un territorio determinado para “hábitat”, pudiendo o no surgir en él lazos de amistad y cooperación, establecerse servicios de equipamiento o crearse sentimientos de arraigo y pertenencia, dependiendo de la particular dinámica a la que se vean sometidos.

PUENTE LAFOY, Patricio de la; MUÑOZ SALAZAR, Patricia y TORRES ROJAS, Emilio. Un marco conceptual para la definición de hábitat residencial urbano. Santiago, Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Sociales. 1989. p. 37.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.