Histórica aprobación en el Senado de la modificación a la legislación sobre planificación urbana

Fuente: Senado – República de Chile | Valparaíso | 03/06/2008 | Departamento de Prensa

Por primera vez, desde que instituida mediante decretos se tramita en el Parlamento, una modificación a la Ley General de Urbanismo y Construcciones en lo relativo a la planificación urbana.

Con plazo para presentar indicaciones hasta el próximo 7 de julio quedó el proyecto, en primer trámite, que facilita la participación ciudadana en la elaboración de planes reguladores y que entrega a las comunas de mayores instrumentos de gestión para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

El Senado aprobó -por 31 votos a favor y una abstención del senador Guido Girardi- legislar sobre la iniciativa originada en un mensaje del Ejecutivo y que modifica la Ley General de Vivienda y Urbanismo con el fin de generar mayores instancias de participación de los vecinos en la elaboración de los planes reguladores.

Durante el debate en general intervinieron los senadores Jaime Naranjo, Antonio Horvath, Roberto Muñoz Barra, Alejandro Navarro, Carlos Cantero, Hosaín Sabag, Mariano Ruiz-Esquide, Víctor Pérez, Jaime Gazmuri, Juan Pablo Letelier, Ricardo Núñez y Eduardo Frei. Además de la ministra de Vivienda Patricia Poblete.

Los parlamentarios coincidieron en la necesidad de perfeccionar el proyecto durante el debate en particular y en abrir un espacio para todas las organizaciones sociales que deseen emitir su opinión sobre esta iniciativa.

SEGREGACIÓN URBANA

El senador Jaime Naranjo, presidente de la Comisión de Vivienda explicó que desde la primera promulgación de la ley durante el gobierno de Carlos Ibáñez del Campo, “nuestras ciudades y barrios han experimentado grandes cambios por lo que este proyecto surge de la necesidad de dar una respuesta eficiente a nueva realidad urbanística”.

Entre estas nuevas realidades se cuentan el “sostenido aumento de la población urbana, la creciente centralización administrativa, la demanda de las personas por una mayor participación y la preocupante concentración de la segregación social urbana”.

A su vez, el senador Horvath dijo que al aumento de la población urbana que ya llega a un 86,6%, se suma el fuerte deterioro de las condiciones de vida en este sector. No obstante, advirtió que “hay algunos elementos inconstitucionales en el proyecto” y precisó que “no se pueden limitar los derechos de las personas en función de propiedad y tampoco se puede mirar el sector rural con la lógica urbana”.

Una opinión similar manifestó el senador Roberto Muñoz Barra, quien aclaró que las ciudades enfrentan el reto de la sobre explotación y hay costos o externalidades negativas como son la degradación social y ambiental. Por lo tanto, lo que corresponde “es una planificación proactiva para el desarrollo urbano que sea sustentable y multisectorial”.

El senador Alejandro Navarro recalcó que durante la tramitación de este proyecto es necesario escuchar a todos los actores sociales, “incluso a aquellos ciudadanos que demandan ciudades a escala humana”. Agregó que “también tenemos muchas observaciones sobre todo en participación ciudadana porque hay poca claridad en varios aspectos de la iniciativa”.

En tanto, el senador Carlos Cantero hizo una dura crítica al rol del Estado porque “es evidente que nuestro desarrollo urbano está sometido a reglas del mercado y el Estado ha intervenido en forma pusilánime, ha tendido a la permisividad y, muchas veces, incluso a la corrupción porque los planes reguladores se cambian de la noche a la mañana y se desafectan hectáreas para seguir haciendo crecer a la Región Metropolitana”.

Por su parte, el senador Hosaín Sabag, puso énfasis en que “tenemos la mejor disposición de perfeccionar el proyecto y escuchar todas las opiniones de las organizaciones sociales. Sin embargo también tenemos el deber de actualizar una legislación que está añeja y atrasada”.

VIOLENCIA FAMILIAR Y DELINCUENCIA JUVENIL

Una reflexión más social realizó el senador Mariano Ruiz Esquide quien se mostró partidario de resolver las falencias que presentan nuestras ciudades ya que “la plena y abusiva libertad para construir nuestras ciudades ha significado la creación de conjuntos urbanos disociadores, donde existe un quiebre social que genera severos trastornos en las familias y que se traducen en maltrato infantil, violencia intrafamiliar y delincuencia juvenil”.

A su vez, el senador Víctor Pérez calificó esta iniciativa como “una oportunidad” para establecer normas de participación que permitan mirar la ciudad con una perspectiva coherente. Por eso, anticipó que pese a algunas falencias en el proyecto “queremos contribuir de manera sostenida a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

La misma disposición manifestó el senador Jaime Gazmuri quien explicó que “es indispensable discutir esta modificación legal a fondo y abriendo espacios a la participación ciudadana”. Coincidió además en que “esta ecuación entre mercado, sociedad y Estado, en nuestro país está completamente desbalanceada a favor del mercado”.

En el mismo sentido el senador Juan Pablo Letelir comentó que “es el mercado el que impone el uso del suelo”. Añadió que también tiene dudas sobre el proyecto porque “hay que ver cómo se obliga a densificar las ciudades y no continuar con esa tendencia absurda de seguir expandiéndolas hacia suelos agrícolas”.

En tanto, el senador Ricardo Núñez valoró que “por primera vez tengamos la oportunidad de discutir cómo vamos a vivir los chilenos” y aseguró que tal vez, debiéramos tener “una Ley General del uso del territorio nacional”, porque no sólo se debería regular el desarrollo de las grandes ciudades sino también el resto de nuestro territorio.

Por último, el senador Eduardo Frei Ruiz- Tagle recordó que el año 1999 se mandó a tramitación al Congreso un proyecto de ley de modificación a la Ley General de Vivienda y “ni siquiera se vio”. Asimismo, durante el 2004 se envió otro proyecto y la Cámara de Diputados rechazó la idea de legislar, es decir, “ni siquiera tuvimos la disponibilidad de tratar el tema”. Coincidió además con sus pares en la necesidad de pensar en el uso del territorio nacional y no pensar sólo en Santiago.

Por su parte, la ministra de Vivienda, Patricia Poblete, recalcó que “esta secretaría de Estado tiene la convicción absoluta de la necesidad de discutir en el Parlamento esta iniciativa. Tenemos la oportunidad histórica, para construir mejores ciudades, ya que esta iniciativa se complementa con la reforma a la Ley Orgánica de gobiernos regionales y el que establece el plan de ordenamiento territorial”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.