Comités piden apoyo: Paralización de obras afecta a cerca de 600 familias que sueñan con la casa propia

Por Javiera Sánchez

Fuente: Diario El Día 18/11/2020

Luego que los comités de vivienda dieran término al contrato por diversas postergaciones del megaproyecto Los Balcones de Peñuelas, la constructora demandó a los dirigentes, al Serviu y al municipio porteño, limitando a otras empresas a continuar con las faenas. Familias piden a la Corte de Apelaciones levantar la medida precautoria que impide concluir sus viviendas.

Esperanzados en que este jueves el tribunal deje sin efecto la medida precautoria que impide que se concluya la construcción del proyecto habitacional Los Balcones de Peñuelas, están las 594 familias que componen sus cinco comités de vivienda.

Se trata de los comités Palma I, Palma II, Palma III, Esperanza y Santa Teresita, los que junto al Serviu y la Municipalidad de Coquimbo fueron demandados por la empresa constructora a cargo del proyecto, la que interpuso una medida precautoria que está en tabla para discutirse en la sesión de mañana en la Corte de Apelaciones de La Serena.

Mónica González, representante del Comité Santa Teresita, compuesto por 120 familias, explicó a El Día que la primera piedra del proyecto se puso en enero del 2018, sin embargo los trabajos recién iniciaron en julio de ese año debido a inconvenientes con la viuda del anterior propietario del terreno.

“La empresa que nosotros teníamos empezó con muchos incumplimientos desde la entrega de la casa piloto, siempre mantuvimos la esperanza de que esto llegaría a buen puerto, pero no fue así,  es decepción terrible”, señaló.

De acuerdo a la dirigenta, el plazo de entrega del proyecto era para febrero de este año, sin embargo la empresa solicitó tres postergaciones, quedando como fecha última el pasado 16 de septiembre.

“Estábamos cansados, no queríamos darles más plazo y dimos término al contrato con ellos y ahí ellos presentaron la demanda”, detalló González.

El problema que se generó, fue que dentro de la demanda civil, la empresa solicitó una medida prejudicial que impide que cualquiera intervenga las obras, la que fue acogida por el 1° Juzgado de Letras de La Serena el 18 de mayo y que las familias esperan se levante durante la jornada de este jueves.

Según detalló el director de Serviu, Óscar Gutiérrez “los comité dieron término, por insolvencia, el contrato que tenía 3L, posteriormente la empresa demanda a los comité, al municipio y al Serviu, de manera de poder responsabilizarlas de su fracaso. Esto es algo que ocurrió en varias partes más de Chile, no es un hecho aislado, ese juicio se está llevando en tribunales, en este momento está en la Corte de Apelaciones desde bastante tiempo a la espera de que se dictamine la orden de no innovar y retomar las faenas”.

Estado de las obras

De acuerdo a Viviana Barrera, representante del Comité Esperanza -compuesto por 110 familias- a 76 viviendas les falta la edificación completa y 16 de ellas están a medias.

En esas últimas, “las torres están todas edificadas, faltan terminaciones en interiores y todo lo que es electricidad”, dijo.

Barrera detalló que al menos la obra gruesa de los edificios estaba concluida y que estaban pendientes las áreas verdes, muros de contención, entre otros.

Continuidad del proyecto

Dos constructoras se encuentran trabajando en un estudio para diagnosticar el estado actual de las obras y deberán presentar sus propuestas este 25 de noviembre con el fin de dar término a las viviendas y departamentos que están sin acabar.

Según aclaró el alcalde Marcelo Pereira, la idea es que al día siguiente de zanjado el conflicto con la empresa, se pueda licitar el término de las obras con una nueva empresa.

“Cuenten con todo mi apoyo como alcalde, como coquimbano, cuenten con todo mi respaldo. Solicitar el apoyo de los entes judiciales para que efectivamente el trabajo que hemos realizado con cada uno de los comités y con Serviu llegue a buen término, contar con balcones de Peñuelas y así cumplir el sueño de cada chileno y coquimbano de su casa propia”, sostuvo el edil, mientras que González añadió que “del Ministerio de Vivienda, los dos últimos titulares de la cartera nos tienen prometido que el dinero que nosotros necesitemos, ellos lo van a entregar para poder terminar el proyecto. Está comprometido”.

Llamado al poder judicial

Es por eso que los cinco representantes de los comités hacen un llamado al Poder Judicial a dejar sin efecto la medida prejudicial con el fin de que otra empresa pueda finalizar las casas y edificios del proyecto habitacional más grande de la región, que albergará a cerca de 600 familias.

Los miembros de los cinco comités afectados participaron de una serie de manifestaciones en el sector de Tierras Blancas con el fin de que el Poder Judicial empatice con las más de 500 familias que hoy viven un escenario complejo, muchos allegados y sin trabajo.

El alcalde Pereira señaló que “son más de 500 familias, algunos de allegados en diferentes casa o pagando arriendos, por eso como alcalde de Coquimbo quisiera pedir a todas las instancias judiciales que aceleren el proceso”.

“Hemos apoyado el proyecto en Balcones de Peñuelas desde el año 2010. Primero con la adquisición de los terrenos, que se lograron expropiar por la vía legal para construir viviendas sociales. Luego para la entrega de subsidios y también con la construcción de las casas” manifestó por su parte el diputado Matías Walker, quien llamó a “resolver esta situación a la brevedad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.