¿Por qué en Chile falta medio millón de viviendas?

Fuente: Las Últimas Noticias 20-08-2016

La mayor escasez se da en la Región Metropolitana y en el norte grande

 

En Chile existe un déficit habitacional de 459.347 viviendas, según la última encuesta Casen de 2013. José Luis Sepúlveda, jefe de la división de política habitacional del Ministerio de Vivienda, cuenta que “esta cifra está marcada, entre otros factores, por el terremoto de 2010, pero ya han pasado tres años desde la medición y tenemos plena confianza de que será distinta cuando se actualice este dato en septiembre”.

 

Explicando las cifras

Dentro de las 459.347 viviendas que faltan, “los hogares que viven con allegados son el factor más importante, ya que representan el 51%, porcentaje que se ha mantenido”, dice Sepúlveda. Les siguen los allegados que viven en condiciones de hacinamiento, “que corresponden a un 42% del déficit y que han disminuido marginalmente”.

El 7% restante está compuesto por las viviendas irrecuperables, que están en mal estado estructural o de terminaciones, y cuya única opción es la demolición. Acá entran, además, las mediaguas y construcciones de mala calidad. En 2013 eran 31 mil viviendas irrecuperables.

De acuerdo a la encuesta mencionada, en la mayoría de las regiones del país existe un déficit de 10%. La mayor escasez se da en la Región Metropolitana y en las de Arica y Parinacota, Tarapacá y Atacama, donde bordea el 12%. En estas últimas el déficit se acrecienta porque los precios de las viviendas son mucho más caros.

Ricardo Tapia, director del Instituto de la Vivienda de la U. de Chile, explica que “la alternativa del arriendo sirve para gente que gana desde los $500.000 hacia arriba. Los que reciben menos normalmente viven de allegados; no es campamentos como se podría pensar. El porcentaje de campamentos en Chile es bajo”.

 

Visión del mercado
Desde el punto de vista de los empresarios de la construcción, Andrés Ergas, gerente comercial de Ralei Grupo Inmobiliario, afirma que “el déficit se ha mantenido porque la demanda ha sido constante en los últimos años, pese a que la oferta se ha equilibrado”.

Uno de los factores que influye es que hoy los jóvenes se independizan antes, hay más familias monoparentales y separaciones que años atrás. Por otra parte, es una realidad que “el suelo se ha encarecido en todo Santiago y lógicamente es en las zonas periféricas donde hay todavía oportunidades”, afirma Ergas.

“La tendencia ha sido incrementar los precios y en la medida que uno se acerca a los centros de servicios, más se encarece el suelo. Por lo tanto, la gente tiene que arrendar o buscar una vivienda en Peñaflor o Puente Alto, más alejadas de los centros”, agrega.

Suma que “las inmobiliarias buscan estaciones de Metro para captar la demanda, porque uno de los problemas de la planificación urbana de Santiago es que se centra en el tren subterráneo”.

 

Segundo trimestre a la baja

De acuerdo a las estadísticas de la Cámara Chilena de la Construcción, las ventas de viviendas en Santiago durante el segundo trimestre del año registraron una caída de 39,2% en comparación con igual período de 2015. Esta cifra se explica por la baja de 41,9% en la comercialización de departamentos y de 30,9% de la de casas.

En cuanto a la venta de propiedades no terminadas –en verde o blanco-, en departamentos ésta concentró el 82% de las unidades comercializadas, mientras que en casas correspondió al 79%. En este sentido, el segundo trimestre de 2016 el 43% de los departamentos vendidos estaban terminados o en etapa de terminaciones, lo mismo que el 33% de las casas comercializadas en el mismo período.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.