Barrio

 

El concepto de barrio ha sido tradicionalmente concebido desde el urbanismo como una unidad territorial dotada con ciertas características propias y distintivas que marcan una relación de particularidad frente al conjunto de la ciudad. Entre éstas destacan la conformación de una fisonomía y una morfología distintivas que definen su individualidad, la conjunción de una o más actividades prioritarias que permiten el desarrollo de una cierta autonomía funcional y, por último, el establecimiento de relaciones sociales significativas entre sus habitantes y el territorio que ocupan.

TAPIA Z., Ricardo; LANGE V., Carlos; LARENAS S., Jorge. Factores de deterioro del hábitat residencial y de vulnerabilidad social en la conformación de barrios precarios: breve revisión de algunos programas de barrios en Chile y en la región. En: UNIVERSIDAD de Chile. Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo, Departamento de Investigación. Cuaderno de trabajo volumen N°1. Subprograma Domeyko Política, Pobreza y Exclusión Social. Avances de investigación. Santiago, Chile. 2009. p. 47-93. ISBN 978-956-19-0656-3. p. 58.

Otros autores

Cada una de las partes en que se dividen los pueblos grandes o sus distritos. Grupo de casas o aldea dependiente de otra población, aunque estén apartadas de ella.

RAE. Diccionario de la lengua española [En línea]. [Fecha de consulta: 4 agosto 2015]. Disponible en: http://lema.rae.es/drae/.

El barrio […] es un sector geográfico mayor de viviendas que puede agrupar en su interior diversos conjuntos habitacionales con lotes de dimensiones semejantes y que eventualmente es reconocido como tal por su ocupantes u otros externos a él. Consideraremos que la vivienda es una unidad básica o menor -que denominaremos microsistema- inserto en un conjunto residencial que está emplazado en un barrio. Conjunto y barrio constituyen lo que denominaremos mesosistema.

MOYANO DÍAZ, Emilio. Satisfacción con la vivienda en conjuntos residenciales de cooperativas y su relación con variables del mesosistema. [En línea]. Boletín del Instituto de la Vivienda. 8 (20): 3-15, enero 1994. ISSN 0716-5668. p. 5. Disponible en: http://revistainvi.uchile.cl/index.php/INVI/article/view/170

Area habitacional, industrial, comercial o mixta que forma parte de una ciudad, compuesta generalmente de un grupo de manzanas con características similares.

CHILE. Ministerio de Vivienda y Urbanismo. Ordenanza general de la ley de urbanismo y construcciones. Decreto Supremo N°47. [En línea]. 1992. Disponible en: http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=8201

Fracción del territorio de una ciudad, dotada de una fisonomía propia y caracterizado por las trazas distintivas que le confieren una cierta unidad y una individualidad. Dentro de ciertos casos, el nombre del barrio puede ser dado a una división administrativa, pero la mayoría de las veces, el barrio es independiente de todo límite administrativo. Se habla todavía de barrio para designar la comunidad de los habitantes de una parte de la ciudad [Traducción del francés].

MERLIN, Pierre y CHOAY, Françoise. Dictionnaire de l'urbanisme et de l'aménagement. Paris, PUF. 1988.

Parte del núcleo urbano relativamente homogénea, con límites más o menos imprecisos que constituye una unidad básica en la percepción de la vida urbana. Los barrios pueden estar habitados por grupos sociales con características afines y son un escalón intermedio entre la ciudad y el individuo. Los barrios reflejan fácilmente las características y modos de vida de sus pobladores y proporcionan a sus vecinos identidad y puntos de referencia dentro de la población. En cierto sentido, están vinculados con la noción de territorialidad. Constituyen lugares de vida, de actividades, de relaciones y de construcción de unas señas de identidad colectiva. Además poseen un nombre que les confiere una presencia diferenciada en la ciudad. (…) En él se distingue un núcleo donde las peculiares relaciones sociales se manifiestan de modo acusado, para irse difuminando en los bordes o intersticios donde se solapan influencias de los barrios contiguos. (…) Espacio que el individuo perfectamente conoce y practica; el que percibe como propio y familiar y que evoca cuando habla de su barrio. La definición comporta otra dimensión de lo geográfico: la de la imagen del barrio según los que lo habitan.

ZOIDO NARANJO, Florencio; DE LA VEGA BENAYAS, Sofía; MORALES MATOS, Guillermo; MAS HERNÁNDEZ, Rafael y LOIS GONZÁLEZ, Rubén C. Diccionario de geografía urbana, urbanismo y ordenación del territorio. Barcelona, Ariel. 2000. 406 p. ISBN 84-344-0519-9. p. 46-47.

Cada una de las zonas o ámbitos funcionales en que se divide un asentamiento humano. Federación de vecindarios con actividades semejantes en la vida cotidiana, identificado por un carácter sociológico definido por el rango o clase social, la cual es contenida en un territorio ocupado por un ´rea urbana donde se distribuye la población en cuestión. (…)
En un barrio se realizan actividades definidas, que corresponden a la forma de vida cotidiana en ese espacio, sea familiar, de comercio, de artesanías, de fábricas, etc., por lo que los barrios se identifican con el uso de la tierra principal que los denota. Es importante definir que los barrios residenciales, son los territorios de área urbana que permiten la realización de las actividades cotidianas de una familia dentro de una distancia de recorrido a pie, sin fricción del espacio no mayor de 2 km.

CAMACHO Cardona, Mario. Diccionario de arquitectura y urbanismo. México, D.F., Estados Unidos Mexicanos. 1998. 776 p. Editorial Trillas, S.A de C.V. ISBN 968-24-4723-2. p. 68-70.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.