Buenas relaciones con los vecinos disminuirían violencia en los barrios : Investigación del CESC Universidad de Chile

El libro “Violencia en Barrios Críticos” del Centro de Estudios de Seguridad Ciudadana de la Universidad de Chile  sostiene que la cohesión, confianza y la capacidad de actuación colectiva de los vecinos pueden disminuir los altos niveles de violencia en los territorios.

El libro “Violencia en Barrios Críticos” de la investigadora del Centro de Estudios en Seguridad Ciudadana (CESC)  del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile (CESC), Liliana Manzano, muestra el estudio de las realidades de La Legua Emergencia y el barrio Yungay, donde se llegó a la conclusión que las relaciones de confianza y la cohesión entre los habitantes de un sector representan importantes factores de prevención del delito.

“Las implicancias para el diseño de políticas públicas que pueden desprenderse de un estudio de este tipo son de enorme interés, no sólo para Chile sino que también para otros países de la región”, sostuvieron desde el CESC y enfatizaron que “las políticas de prevención del delito a nivel local debiesen considerar la importancia de estimular el control social informal de los vecinos respecto de aquellas situaciones que pueden desencadenar violencia”.

En este sentido, el centro de estudios de nuestra universidad indicó que las políticas en esta materia deberían “incentivar relaciones de confianza mutua y formar redes de apoyo, con el propósito de construir barrios más cohesionados y con mayores niveles de eficacia colectiva frente a problemas donde los mismos vecinos pueden tener un rol protagónico,  en el marco del respeto a la ley”.

El libro nace de una investigación, realizada entre julio de 2007 y diciembre de 2008, que buscó analizar y comprender las complejas manifestaciones de la violencia, en las que participan individuos y grupos como víctimas y/o como victimarios.

Además, el texto indagó en realidades que, por lo general, han mostrado ser resistentes frente a las políticas públicas y donde, a pesar de los esfuerzos invertidos, la disminución de los niveles de violencia sigue siendo un gran desafío.

“La predisposición a actuar para realizar objetivos comunes requiere que las personas tengan una identificación positiva con el lugar de residencia, esto es, que reconozcan en sí mismos y en otros un mínimo agrado con el barrio”, concluyó la investigación.

El lanzamiento del libro  contó con la presencia de la directora de Paz Ciudadana, Francisca Werth;  Jorge Araya,  jefe de la División de Seguridad Pública del Ministerio del Interior; Sergio Echeverría, alcalde de San Joaquín y presidente de la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Asociación Chilena de Municipalidades, y Hugo Frühling, director del Centro de Estudios en Seguridad Ciudadana (CESC)  del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile.

http://www.cesc.uchile.cl/minisitios/violencia_barrios_criticos/index.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.